Paola Sánchez

Entusiasta del psicoanálisis, escritora amateur, coleccionista de objetos y encantadora de gatos. Maracucha-Mexicana viviendo en Buenos Aires. ¡Qué viva la Yuka para siempre!