Bándalos Chinos en Konex: Suena como la primera vez

Va cayendo de a poquito el sol en el patio del Konex para esta tardecita divina de sábado. Es divina porque vamos a ver a Bándalos Chinos, claro está; pero también es de esas tardes que se empiezan a disfrazar de veranito…la vibra en el aire ya empezó a cambiar pero todavía no hace tanto calor.

Con cerveza en mano vamos entrando en clima, y sin darnos cuenta ya está entrando la luna en el cielo como caminando a su lugar…y de la misma forma entra la banda que estábamos esperando para subir al escenario.

Si buscás “arrancar con todo” en Wikipedia seguro sale como resultado Vámonos de Viaje, como para que ya desde el inicio empecemos a sacudirnos lo que nos puede haber quedado encima como vestigios de la semana. Goyo Degano se apodera instantáneamente del escenario y de una pasarela que parece meterse entre la gente para así llevarse nuestros primeros aplausos.

El frontman nos anticipa que van a tocar un montón de canciones, y así vienen dos de los nuevos clásicos, porque Súper V y El Club de la Montaña parecen ser de esos temas que ya todos sabemos recontra de memoria y esto se hace notar en el canto animado del público. 

Con Súper V y con algunas más pasa algo que me encanta, y es que cuando las hacen en vivo le dan un merecido protagonismo los dos saxofonistas que acompañan a la banda estirando los temas con un par de versos adicionales, y así dando lugar a versiones superadoras.

PH Lea Frutos

Luego de que disfrutemos Lento, llega Un día: una canción que aprecio especialmente porque contiene un sample de teclado de un temazo de Genesis. Y a continuación en formato medley (amo los medleys) engancha perfectamente con El Verano.

Va a llegar el primer invitado de la noche, y se trata de nada menos que Adán Jodorowsky para interpretar Departamento vestido de punta en brillos (mismo outfit que en el videoclip), el último corte de la banda que grabaran juntos durante su reciente gira en México a principios de este año, producida también por el mencionado artista. 

A continuación va a sonar una gran versión de Hermanos, a cargo de un dúo conformado por el mismo Goyo junto con un segundo invitado: Juan Mango (o Juan Saieg de Usted Señálemelo, como prefieran), cuya voz tiene la particularidad de hacer suyo todo lo que cante y por un instante la canción parece compuesta especialmente para que él la interprete.

Suena Tema de Susana, y Goyo vuelve a ir hasta el borde de la pasarela para acercarse a darnos la mano porque sí lo merecemos, pues somos un público hermoso. Ya estamos cantando con una sonrisa de oreja a oreja cada tema, estamos como queremos.

“Seguimos, ¿no?”…versa el frontman con la reina de las preguntas retóricas y le da paso a que suene Tu Órbita, ya sin vestir su trench, y siento que estamos cantando uno de esos clásicos que las bandas de antaño hacen hace décadas; otra versión extendida que da lugar al trío de vientos (dos saxos y 1 trompeta) que hoy acompañan a la banda y se llevan nuestros oh-oh-oh que registran un nuevo nivel de decibeles en la noche.

Momentos como estos me hacen reafirmar que si nunca viste a Bándalos Chinos en vivo, todavía no los escuchaste realmente. Sentir sus shows es parte de su ADN y no hay forma de que no se viva como una fiesta.

Es momento para que llegue al escenario Esme Escalante de Ainda Dúo para acompañar a Goyo en una hermosa versión de Demasiado, en la cual improvisan una especie de danza de cortejo mientras van entonando juntos o de a turnos la letra.

Hay una breve pausa donde escuchamos un mini sample de la intro de saxo de Estoy azulado de Soda que va adquiriendo ritmo electrónico, y cuando la banda vuelve al escenario (sí, metieron cambio de vestuario) se empieza a ensamblar con el sonido de Veccar proveniente de su disco de 2016. Prosigue Ácido y acá ya no hay tema que no se baile.

Va a haber otro momento especial, porque va a sonar El Concierto en una versión acústica que tiene como instrumentos solamente a la guitarra criolla de Iñaki Colombo y el chelo de la invitada Malena Verduga. Nos cuenta también Goyo (según él “peinado para la ocasión”) que esa canción es muy especial para ellos, porque originalmente la guitarra y a la voz se grabaron en simultáneo lo cual generó una afinación y una conexión especial que rara vez sucede.

Suena uno que para mí es un temazo: Isla. Y Goyo ya nos anticipa que va llegando el final y que se quiere quedar a vivir…¿qué queda para nosotros entonces? 

PH Lea Frutos

Va a quedar tiempo para seguir bailando a pleno con Nunca Estuve Acá, y con una versión de El Temblor en la cual la banda va a estar acompañada por nada menos que Ale Sergi y Juliana Gattas de Miranda!, quienes se apropian de los versos iniciales y mientras los acompañan por histriónicos movimientos la canción les queda como anillo al dedo…al punto que Goyo parece un intruso cuando se asoma a cantar el estribillo.

El cierre está a cargo de Dije tu Nombre, lo cual nos resulta inmejorable para coronar este show increíble que nos regaló la banda oriunda de Beccar cuyos miembros hoy matchean perfectamente su vestuario con una paleta de colores basada en el beige.

Una vez más los muchachos de Bándalos Chinos nos demuestran que están merecidamente disfrutando de un enorme presente y que tienen todo para seguir creciendo, nosotros nos vamos extasiados y agradecidos por esta fiesta esperando que nos lleven de viaje muy pronto nuevamente.

Gonzalo Semperena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *