John Goodblood: «Estoy cansado de lo blando, de lo seguro y de lo excesivamente políticamente correcto»

En una extensa entrevista y, antes de su «Suicidio» el próximo sábado 16 en la noche del Roxy Live charlamos con John Goodblood, integrante de la banda Harm & Ease. John está presentando sus canciones solistas en un momento muy prolífico de su historia musical. Remasterizaciones, nuevo discos, banda armada en vivo y muchos temas más que tocamos a lo largo de esta charla riquísima en cualquier aspecto que se aborde.

Venís de un país con una cultura tan distinta como Canadá. ¿Qué es lo que más te seduce? ¿Cómo nació la relación con los músicos que te están acompañando en tu carrera solista?

Canadá sirvió como una plataforma perfecta para lanzar a Harm & Ease en una escala internacional, y abrir el camino hacia el futuro.
Hubieron varios aspectos que podría destacar que me resultaron maravillosos. Uno que se me ocurre este instante, es todas las horas en la ruta. Las distancias son abismales y los paisajes gigantes. Hay algo sumamente liberador en llenar una camioneta de instrumentos e ir a tocar shows en  pueblos chicos de 20 mil habitantes, como Newmarket, Oakville y Peterbourough. Es como la máxima sensación de libertad que sentí en mi vida. Le encontré el romance a la vida de gira. Dejas un poco de ti en cada lugar, y te llevas un poco de cada lugar. 

«Las letras más políticas toman otro significado a medida que pasa el tiempo. Muchas veces se profundiza»

A lo largo de los años haciendo discos solistas, Electric Child, Crow Blood,  Harm & Ease y produciendo otros artistas he tenido muy buena suerte de conocer músicos de alta calibre que han dado mucho color a mi material. Mis discos solistas han tenido muchísimos partícipes, pero mi banda solista actual es como un batallón de guerra de todos estos proyectos. Tom Gold (batería)  y Maxi Turco (Bajo) son una pared rítmica increíble. Turco toca conmigo hace como 10 años ya, figura en casi todos mis álbumes tocando algún instrumento. Javier Eyman (Saxo)  lo conozco hace como 10 años. Siempre amigos y músicos colegas, pero hace un año y medio que toca formalmente conmigo y se lo puede oír como el detalle instrumental protagónico en «Suicidal» mi nuevo single. Jorge Gabarron (Guitarra Rítmica) ha sido mi asistente de shows en vivo hace dos años y medio ya. Maneja información de la historia de la música a una escala enciclopédica, así que nuestras juntadas son siempre charlas de tres horas de cosas que solo a él y a mi nos interesa, como los discos de los 80 de los Stones, o grabaciones inéditas de Frank Zappa. Fue una de las primeras personas que se me ocurrieron para esta nueva formación de blues sinfónico.  Danny Lopez (Guitarra) es el guitarrista y fundador de Harm & Ease. Con él me vine desde Canadá y aunque hace años que toco con él, está es su primer estadía dentro de mi banda solista. Nos conocimos hace como 7 u 8 años en la esquina de Cabildo y Juramento. Yo estaba tocando blues por monedas ahí y él se acercó. Suena mitológico pero fue exactamente así. 

¿Cómo fue el proceso de remasterización de tus tres primeros discos? ¿Cómo sentiste la conexión con esas canciones de tanto tiempo atrás?

En mayo del año pasado lleve la trilogía de álbumes que hice entre el 2013 y el 2016 a Panda, donde había entre el 2016 y 2018 grabado «21 Blue» de Electric Child, «Crow Blood» y la sesión en la que se grabó «Suicidal». Tuve un hueco en el que había una seguidilla de fechas de un perfil un poco más alto, así que decidí remasterizar toda esa música con algunos extra tracks. Esos álbumes…..  tienen un algo. Tienen una alquimia casi accidental, imposible de fabricar. Cabaret Blues por ejemplo se grabó con 0 overdubs. guitarra eléctrica, batería, banjo, saxo, violín y voz sonando en vivo en un cuarto pequeño. Estoy orgulloso de que, a pesar de todas la insistencia de productores e ingenieros de grabar con metrónomo y grabar cada instrumento por separado, tuve una visión clara de cómo quería grabar esos álbumes y no deje que nadie se ponga en el camino.
En cuanto a cómo se añejan a lo largo del tiempo, me doy cuenta cuando las incluyo en el set en vivo. Se reversionan, cobran vida nuevamente. Y particularmente, las letras más políticas toman otro significado a medida que pasa el tiempo. Muchas veces se profundiza. Hace 4 años hice «Roman Ash», y ese tema tenía un fragmento que decía «The Vice President is in Jail», esto fue mucho antes que Boudou fuera preso, que Cristina se postulara a vice, antes de que Lula fuera preso, antes del golpe de estado en Bolivia. Ese tema está en el set ahora, y el contexto socio político solo enciende más el poder que puede tener la canción. 

¿Cuáles son los conceptos sobre los que nació este nuevo single «Suicidal»?

No tengo una recolección clara de cómo compuse Suicidal. Me acuerdo que en abril/mayo de 2018 tuve unos ensayos con Turco, Tom, y Javier, y traje una tanda de canciones nuevas al set para sacudir un poco el setlist anterior, que era un poco mas basado en Crow Blood y Bad Land$. Entre estos temas estaba «Suicidal», que a todos nos gustó por su enfoque rapero pero a su vez agresivo cuasi punk, y Javier coronó la estética del tema con el saxo estilo Hard Bop Jazz.
Cuando terminamos la grabación del tema en Panda, estaba muy claro que que habíamos creado juntos un tema que sonaba a classic Goodblood, pero empujando para adelante sonoramente. El archivo del tema terminó en la computadora de un amigo en Canadá, así que cuando dejaba sonando Itunes, eventualmente sonaba «Suicidal». Estaba a un mes de volver a Buenos Aires, y decidí sacarlo como single. La foto de tapa la sacamos en nuestra cocina en Canadá y el arma es una de aire comprimido, pero parece sumamente real, hasta tiene láser de francotirador. 

¿Cuáles son los aspectos de tu trabajo en «Harm & Ease» que volcas en tu trabajo solista? ¿De qué manera te posicionas ante cada uno?

Trabajar en Harm & Ease es un absoluto privilegio. Danny López es el mejor líder de banda con el que he trabajado. Es un Duque y no me sorprendería que un día llegue a la realeza.  En Ilan Amores vive la furia del Punk Rock mundial pero con polirritmia latinoamericana. Rylan Whalen es el mejor melodista que he conocido. Es como estar en una banda con Gershwin. En esta banda, tiró un centro musical a la olla, y me lo devuelven 3 veces mejor. Me encanta proponer un tema, o apenas el esqueleto de un tema y que los 3 lo trabajemos de esa forma que solo nosotros sabemos hacer. Lo mismo con Rylan y Danny, ellos tienen como una especie de Santo Grial de canciones, aprecian mi criterio y están siempre listos para que potenciemos nuestras canciones juntos.
Cada vez que vuelvo a mi carrera solista luego de una ronda con Harm & Ease, vuelvo más inspirado y con más experiencia que antes. Si no fuera por toda la experiencia y aprendizaje que obtuve como solista, no podría estar en Harm & Ease, y la experiencia de estar en esa banda, solo nutre y potencia la carrera solista. Un sano equilibrio. 

¿Con qué nos vamos a encontrar el sábado en la trasnoche de Roxy Live? ¿Cuáles son los planes para el año que viene para John Goodblood y su música?

Lo del sábado 16 en The Roxy Live, será un espectáculo de Rock & Roll, con determinados aspectos teatrales incorporados para aumentar el impacto. Estoy cansado de lo blando, de lo seguro y de lo excesivamente políticamente correcto. Fui a algunos shows en Buenos Aires estas semanas desde que volví, y luego de lo que vi, decidí que mi pequeño grano de arena será realmente llevar a cabo un espectáculo subversivo, que haga pensar, y hasta ofenda. 

John Goodblood se presentará el próximo sábado 16 de noviembre a las 23.59hs en Roxy Live (Niceto Vega 5542 – CABA). Las entradas se consiguen en la plataforma AllAccess y en los puntos de venta autorizados.

Federico Bravo

Autor at No son horas
Messista, bielsista y cuervo desde que estaba en la cuna. Pearl Jam y La Renga por sobre todas las cosas. Creador de este hermoso proyecto de 12 años de vida.
Federico Bravo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *