Salvapantallas en el Teatro Opera: ¡Hasta luego!

“Esta despedida es tan solo un hasta luego” . Zoe Gotusso se dirige sonriente a una sala repleta en el Teatro Opera Orbis. Todos total silencio, pero no ausentes. 

Entre luces tenues, cálidas, provenientes de unas lámparas de living y un sofá cómodo en el medio del escenario, Zoe y Santi comienzan su íntimo recital con un ambiente de alegría y melancolía. El público inquieto no sabe que se espera, pero lo recibe con los brazos abiertos.

Ha llegado el momento del último show (por ahora) de Salvapantallas. Agridulce pero especial.

Alternando entre instrumentos y canciones, repasan dulcemente su corta, pero intensa carrera como grupo. El carisma no se merma por este formato acústico, al contrario realza la buena química que el dúo cordobés ha demostrado alrededor del país con esta serie de conciertos.

“Es un capricho salir de gira así”, bromea Zoe.

Realmente, es un jugada bastante difícil lanzar una gira completamente acústica para una banda tan relativamente joven pero; ¿no es acaso así como los conocimos?.

Se levantan y acercan un par de banquetas hacia el público, a orillas del escenario. «Este es el momento donde hacemos canciones que nos gustan mucho».

Solos con la guitarra suave de Santi Celli, junto con la melodiosa voz de Zoe nos teletransportan a aquellos primeros covers en Youtube que, hace no tanto atrás, llevaron al estrellato a este par de desconocidos por las redes sociales.

Algunos de esos covers son presentados en el show, y se convierten sin duda en una de las mayores sorpresas de la noche. Con una rendición hermosa de “Cómo Eran las Cosas” de Babasónicos y “Muchacha Ojos de Papel” logran calmar la inquieta audiencia. 

Todos hemos quedado atónitos. Pero, no sería la única sorpresa que nos esperaría a lo largo de la noche.

La banda ahora sube al escenario entre luces naranjas, mientras que Santi y Zoe explican que se trata de su “segundo capricho” de la noche. Ahora, con todos en el escenario, Salvapantallas le da una vuelta a la dinámica del espectáculo con un show de luces y mucho más movimiento. Mientras los primeros acordes de “Chhkp” suenan, los asientos del Opera empiezan a ser incómodos para un público que desea empezar a bailar y saltar.

Es durante este momento que podemos conocer la verdadera experiencia de Salvapantallas, entre la alegría y la conexión sincera que establece el grupo con la sala.

Aprovechan este momento del show para mostrar algo de sus proyectos solistas. Zoe, que ha publicado dos singles ya por Spotify se siente cómoda con su proyecto. “Monoambiente en Capital” es una canción maravillosa y deja muchas esperanzas con respecto a su carrera. Santi, por su parte presenta “Quilombo”, que será publicada en un par de meses y demuestra su gran habilidad compositora.

Ahora, la banda vuelve a bajar del escenario. Ha llegado el final y nos quieren regalar un último ratito “a solas” con “Me Conecto”. Confieso haber preferido el final con la banda completa, pero no quito que no haya sido una culminación mágica para un recital como ninguno que haya visto antes. 

Se les extrañará juntos, chicos.
Nos vemos pronto.

Carlos Luis Peña

Colaborador at No Son Horas
Caracas // 94 // Fotógrafo, casi periodista y melómano. Haciendo fotos desde el caribe hasta Buenos Aires. Amante del rock alternativo, el cine y la literatura.
Carlos Luis Peña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *