PH: Bryan Adams Argentinian Fan Club

Este miércoles pasado se presentó en el Luna Park el canadiense Bryan Adams en el marco de su gira mundial Shine a Light. Con un estadio lleno, en su mayoría por una concurrencia mayor a los 40 años, empezó puntual a las 21 hs. con toda la fuerza de «Ultimate Love«. Adams, junto con su banda, ingresaron al escenario vistiendo jeans y camisa negra, casi al estilo de los músicos tangueros.

Ya al primer tema, nos damos cuenta que el canadiense conserva su espectacular voz intacta, como hace 30 años atrás. A partir de ahí, empezamos el viaje hacia el pasado y a recordar las decenas de éxitos de este increíble artista durante los 80’s y 90’s.

Siguió sonando «Can’t Stop this thing..»«Run to you«, luego fue la hora de «Heaven«, una de las baladas ochentosas más escuchadas en las radios de todo el mundo con 35 años desde su lanzamiento en el disco Reckless.

Llegò el turno de «Shine a light«, lo nuevo, tema en coautoría con el pelirrojo Ed Sheeran, que da nombre al último álbum del canadiense lanzado a principios de este año. Siguiendo con un hitazo del ‘85, y que en su momento lo había cantado a dúo con Tina Tuner«It’s only love«, que hizo mover del asiento a todos los asistentes, con la guitarra ardiente de Keith Scott, quien tomaba cada vez más protagonismo.

A la vez que sonaban los temas, en casi la mayoría de ellos, pasaban imágenes de los videos originales, los que nos remontaban a los años en que solíamos escucharlos. Así siguió «Somebody«, «Have you ever really loved a woman« en el cual aparecía el famoso Paco de Lucía tocando la guitarra en una fiesta de disfraces.

Sonaron «Here I am«, y la famosísima «Everything I do«, aquella que también sonó incansablemente allá por el año ’91, y que fue el tema principal de la película Robin Hood. «Please forgive me» y «Summer of ’69», el tema que le hacía recordar a Bryan su pre adolescencia y la etapa más linda de su vida, su primera guitarra…

Ya finalizando, aunque el público pedía más y más, cantó un tema compuesto a sus 18 años, «Straight from de heart«. Dedicando algunos temas a los presentes, a los cuales se tomó el trabajo de preguntarle sus nombres, para incluirlos in situ en alguna frase de sus canciones, les dedicó a Rocío, Pablo y Cecilia.

Hacía gestos como indicando a la gente por donde debía tomar para retirarse del estadio, terminó la noche con otro de los temas de película, en este caso Los tres mosqueteros del año ’93, el que se hizo famoso por cantarlo el trío ASS (Adams, Stewart, Sting), «All for love». El público se retira contento y satisfecho por la hermosa noche llena de canciones y recuerdos traídos por este gran músico.

Adams está vigente, su talento, clase y carisma están intactos y va a ser un placer para muchos que siga viniendo seguido por estas tierras.

Gabo Costa

Fotógrafo at No Son Horas
Fotógrafo porteño, recibido en la ENERC.
Amante de la música y el cine.
Sodamaníaco. Me encanta el Nespresso.
Gabo Costa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *