eldöble: «La música significa para mí habitar cabalmente el tiempo presente»

Dentro de nuestra escena se pueden encontrar propuestas de diferentes estilos, cruce de sonidos, bandas de uno o de veinte integrantes, y también artistas que proponen cruces de disciplinas artísticas como «eldöble«, quien acaba de editar un simple de dos caras. Composiciones que interpelan desde todos los aspectos que uno mire, en esta extensa entrevista nos explica mucho más.

Tu propuesta se presenta como performática-musical. ¿Cuáles son las ramas del arte que tomas y que aspectos recuperas de cada una?

El tronco principal de mi práctica artística se centra en lo musical y en lo poético entendido en un sentido amplio. La música significa para mí habitar cabalmente el tiempo presente, estar atento a lo que esta pasando alrededor y en los medios. Se trata de percibir las sutiles vibraciones en el aire, que pueden verse alteradas por una radio, un reproductor de audio; pero también quizás por la brisa del viento, un motor, algún pajarito; pero también por hechos más globales como puede ser quizás el anuncio de una reforma económica por parte del gobierno. Es decir, no la veo simplemente como una práctica artística o profesional sino como un estado de atención al símbolo del sonido.

Y la poética (no solo de la palabra sino de todas las ramas artísticas) entiendo que se expresa en la relación que guardan los símbolos de los que se apropia cada hecho artístico en particular, con el resto de los símbolos de nuestra historia, cultura y maduración artística personal. Entonces, teniendo como lineamientos básicos estos conceptos, la expresión artística puede darse en diferentes formatos, soportes y contextos manteniendo una coherencia. Puede ser videoarte, fotografía digital, declamación poética, arte efímero, performance, danza o cualquier otra plataforma. Lo que importa es interpelar no sólo la inteligencia y sensibilidad del receptor en particular, sino también al contexto general de la práctica artística y cultural.

Hay dos singles recién salidos del horno. ¿Cómo fue la composición de los mismos? ¿Lo trabajaste de manera similar a tu material anterior?

Estas dos canciones, hermanas de nacimiento, surgen de la intención de reflejar dos mundos contrapuestos pero complementarios. “Diré curé” refleja el mundo interior (el de las emociones y los sentimientos), la auto-percepción y la reflexión sobre la vida. “Todo pasa” en cambio refleja el mundo exterior (lo histórico y lo social) pero también la naturaleza pasajera de todo cuanto sucede.

Ambas se gestaron a partir de ejercicios de composición musical propuestos por Aníbal Colli en una cátedra de la facultad de artes de La Plata. Ahí surgió la base armónica que fue el conducto para que las ideas, versos y giros melódicos vayan desarrollándose.

La letra y música de“Diré curé” fue compuesta en colaboración con Gonzalo Aguerrido, amigo poeta y curador musical, residente en CABA y productor del ciclo “Frescura” que está llegando a su centésima edición.

“Todo pasa” en cambio fue escrita una tarde en la plaza sentado al sol tomando mate, describiendo lo que pasaba al rededor pero también haciendo el ejercicio de vincular esas palabras que iban surgiendo con cosas más generales, históricas y personales.

La producción de los temas se inicia con la brillante idea de juntar a estos tremendos músicos y amigos que me acompañaron: Tulio Simeoni en la batería, Joshua Senz en el bajo y Nicolas Raffino en sintetizadores. Si bien ellos ya se conocían entre si, nunca habían colaborado juntos en una producción, pero yo entendí que el toque y sonido particular que cada uno de ellos tiene en su instrumento coincidían perfectamente con lo que a mi criterio necesitaban las canciones. Luego fue cuestión de convocarlos, ensayar y grabar. Todo fluyó muy armónicamente. La post-producción y mezcla la hicimos con Antu La Banca, con quien ya venimos trabajando desde el single anterior (Maiacovsky) y que aportó su sensibilidad mágica y oído preciso para que todo suene equilibrado. Y para el máster queríamos un sonido bien rockero, clásico pero moderno, así que convocamos al Cana San Martín, cuya humildad y compromiso con el under le permite abrir sus vastos conocimientos y herramientas impresionantes a proyectos de bajo presupuesto como el nuestro.

Hay un video rotando de la canción «Diré Curé». ¿Por qué fue la elegida? ¿Sobre qué conceptos se basa?

Para el videoclip de «diré curé» nos propusimos una realización estética creativa combinando dos de las plataformas digitales más cotidianas de la actualidad: Instagram y YouTube.

Partiendo del formato de collage digital (en el que Luz Cónsoli viene trabajando ya hace tiempo) realizamos una ardua búsqueda en youtube de videos que nos reflejaran las emociones y sentimientos principales que aborda la canción: el amor, el miedo, la fe. Surgieron así imágenes de flores abriéndose, de volcanes en erupción, del corazón (como órgano, motor de la vida y símbolo del amor), de diferentes tipos de cielos: atmosféricos, cósmicos y ultra-terrenos, etc. A estas imágenes las combinamos con tomas de selfie de celular, donde eldöble (que es un filtro en sí mismo) canta la canción intervenido con filtros faciales de Instagram, los cuales ayudan a subrayar, enriquecer y también a volver más ambigua la interpretación de la canción.

Todo esto se enmarca en una corriente estética más grande que tiene que ver con el apropiacionismo digital. Esta corriente embandera el libre uso de los contenidos disponibles en la web para realizaciones artísticas de todo tipo. Sabemos que estamos al borde la legalidad porque no somos los propietarios de muchas de las imágenes que usamos en el videoclip, pero por otra parte estas plataformas digitales forman parte de nuestro entorno simbólico y cultural cotidiano, por lo que, como artistas, nos vemos tentados (y hasta obligados) a emplearlas en el discurso de nuestras obras. Igualmente nos encargamos de dejar debidamente acreditados a todos los diseñadores y diseñadoras de los filtros faciales que usamos y también listamos cada uno de los videos de youtube empleados para la realización del videoclip en una lista de reproducción a la cual se puede acceder haciendo click en un botón al final del mismo.

Siempre trabajas tus proyectos desde un nombre de fantasía. ¿Eso te permite trabajar con más libertad o es un engranaje más de la parte performática de tu historia?

En mi caso, el personaje de eldöble es una manera de vehiculizar la composición, selección, interpretación y arreglo de las canciones del repertorio con el que voy a trabajar.

En primer lugar, propone un punto de partida rarificado de la transmisión del mensaje poético y musical: eldöble como portador de dicho mensaje, nos deja claro que no pertenece al ámbito de lo cotidiano o lo normal, sino que parece venir de otro tiempo, de otra dimensión. Esto ayuda mucho en las presentaciones en vivo para predisponer la atención del público de una manera especial.

Por otra parte hay ciertas sutilezas en la composición estética del personaje que quizás no son tan evidentes, pero influyen considerablemente en la transmisión de las canciones, por ejemplo: a eldöble no se le ven los ojos, en su lugar hay dos espejos que reflejan al receptor del mensaje. Esto hace que cuando canta los espectadores puedan sentirse más o menos interpelados, porque no se sabe si los está mirando directamente, o a hacia otro lado o si tiene los ojos cerrados.

Los cuernos, la cara imberbe, los labios pintados, los símbolos presentes en el vestuario (como la letra griega phi –que refiere a la proporción áurea- o la cruz de Malta) así como la apariencia hermafrodita y la volubilidad de la voz que fluye entre timbres femeninos, masculinos, jóvenes y ancianos, hacen deeldöble un vehículo muy efectivo para transmitir la pluralidad de intenciones e interpretaciones posibles de una canción, poema o improvisación performática.

“El medio (también) es el mensaje” eso queda claro. Entonces, por dar un ejemplo, la frase “creo que creo en dios” logra matices muy diferentes cuando la canta un sujeto de sonrisa ambigua, cuernos y larga cola.

¿Qué se viene para lo que queda de 2019?

Para noviembre de este año está planteada la presentación del videoclip de “Todo Pasa”, segundo tema del simple. Con una producción un tanto mas desarrollada, donde eldöble interactúe con algunas de las imágenes más icónicas de la historia reciente de Argentina y el mundo. Para tal fin estamos en tratativas con la flamante productora ASIA, responsable de los últimos videoclips de Sara Hebe. Esto vendría a cerrar el ciclo de producción audiovisual de este simple doble.

También hay alguna presentación en vivo ya definida para septiembre en Buenos Aires y claro, siempre es de esperar alguna sorpresa o invitación espontánea en algún reducto desconocido de la ciudad.

Federico Bravo

Autor at No son horas
Messista, bielsista y cuervo desde que estaba en la cuna. Pearl Jam y La Renga por sobre todas las cosas. Creador de este hermoso proyecto de 12 años de vida.
Federico Bravo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *