The Vostok: «Tratamos también de tener un cuidado especial por la palabra escrita»

Los chicos de The Vostok están presentando su primer EP, el cual es fruto de un trabajo que lleva algunos años, pero este nombre a partir de 2019. Andrés, Joaquín, Nicolás y Juan José traen una propuesta basada en sonidos internacionales, lo cual significó una producción especial y ambiciosa.

En el mismo año de formación se editó el primer EP. ¿Cómo llevaron a cabo este primer semestre tan intenso?

Los cuatro habíamos compartido un proyecto previo, de ahí veníamos, entonces el génesis de The Vostok se dio sobre la marcha; fue una transición. Nunca dejamos de ensayar juntos, no hubo un parate. Las canciones surgieron en pleno rodaje y eso hizo mucho más fácil las cosas. Fue muy intenso porque tocamos un montón y en lugares bastante exigentes. A eso hay que sumarle la grabación, pero la realidad es que fueron experiencias muy enriquecedoras y sentimos que estamos en un buen momento como grupo. Más ahora que podemos ver los resultados de nuestro EP debut. Esta primera etapa fue bastante “burocrática” porque tuvimos que ponernos de acuerdo en las aristas principales del proyecto: nombre, estética, dónde hacer foco, y demás, pero una vez que cerramos la idea general, el resto se acomodó.

¿Cómo se trabaja el proceso de composición dentro de «The Vostok»?

Es un proceso donde prima la libertad. Es increíble la cantidad de caminos que puede tomar una canción, o cómo puede variar la idea desde su concepción hasta la ejecución final. La verdad es que es uno de los momentos que más disfrutamos. En general, Chapa (voz y guitarra) trae una estructura de guitarra con una melodía de voz y en base a eso hacemos una instrumentación. Esa primera maqueta sirve como guía, después estamos abiertos a dar mil vueltas y probar absolutamente todo lo que se nos ocurre. Ya tenemos aceitada una dinámica donde entendemos qué nos piden las canciones. Hay una sintonía fina y eso lo disfrutamos mucho. Con la cuestión musical resuelta o cerca de cerrarla, agregamos la letra. Tratamos también de tener un cuidado especial por la palabra escrita. Que haya una armonía entre música y letra.

¿Qué fue lo que más les sorprendió del resultado de la grabación y lo que más le gustó del trabajo en estudio?

Lo primero fue el sonido. Creemos –y también nos lo destacan los oyentes- que el audio quedó increíble. Para este EP tuvimos la producción de Mariano Romano y Christian Alé de Macromúsica. Su aporte fue invaluable. Aprendimos a trabajar con ellos, a dejar que metan mano en las canciones, siempre entendiendo que era para mejor, y así fue. Los temas eran buenos desde su concepción, eso también lo sabemos porque ellos nos lo dijeron. Eso nos enaltece. En cuanto al proceso, fue bastante nómade. No hicimos base en un estudio sino que circulamos por varios. Fue una forma de trabajar novedosa y nos gustó. Cada estudio es un lienzo en blanco. Si bien siempre estuvimos encima del material, apoyarnos en el laburo de Mariano y Christian nos permitió resolver las cuestiones conceptuales y estéticas que queríamos imprimirle a la banda; volcar mucha energía en eso que, para un grupo nuevo, es tan clave como la música.

¿Hay fecha puntual de presentación en vivo o la idea es tocar donde se pueda?

Por el momento no hay una fecha específica. Estamos apostando a tocar en la mayor cantidad de escenarios posibles, siempre ponderando el buen sonido de la banda. Ya pasamos por Makena, El Emergente, Niceto B; ahora, el viernes 30/8, vamos a estar en Mala Vida (México 311, San Telmo) desde las 21 horas. Tenemos cerrada una fecha Casa Colombo en octubre y otra en el Liverpool Bar en noviembre. Todos son buenos lugares de la escena emergente.

En la info de la banda hablan de influencias internacionales, ¿cuáles son los artistas que los inspiran a nivel local?

Hacemos hincapié en las influencias internacionales porque consideramos que son las que presentan mayores desafíos en cuanto al sonido y las que marcan un poco el pulso de la música a nivel mundial. Además, nos cuesta encontrar referentes del género al que apuntamos en la escena local. También somos escuchas del rock nacional y nos situamos en tiempo y espacio: acá es donde pertenecemos, pero en la actualidad estamos prestando más atención a lo alternativo. Por ejemplo, todo lo que está pasando con el indie es muy interesante, independientemente de que no pertenezcamos a esa movida; nos intriga y hay cosas muy buenas. Ponderamos más eso que los resabios del rock barrial u de otras corrientes que ya son la repetición de la repetición. Igual, figuras como Charly García, por ejemplo, cuyos discos de hace 30 años todavía suenan modernos, son referencias ineludibles y siempre aparecen entre nosotros

Federico Bravo

Autor at No son horas
Messista, bielsista y cuervo desde que estaba en la cuna. Pearl Jam y La Renga por sobre todas las cosas. Creador de este hermoso proyecto de 12 años de vida.
Federico Bravo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *