La Joven Guarrior: «Encontramos en Juan el complemento ideal para nuestra propuesta»

Durante los miércoles de agosto y septiembre, La Joven Guarrior junto con Juan Parodi tiene una propuesta músico teatral para ofrecer. «A lo lejos sonaban disparos» es el nombre de la última placa del proyecto, el cual viene mutando disco a disco, de esto y mucho más charlamos con Lucio Margiotta.

La propuesta de «La Joven Guarrior» no es standard, busca algo más en todos los aspectos. ¿Esto lo sienten a veces como limitante que no permite llevar el vivo a muchos lugares?

No, en lo absoluto. Tenemos una larga experiencia que nos ha dado las herramientas que nos permiten ser versátiles a la hora de planear un show de acuerdo al lugar donde vaya a realizarse. Claramente no es lo mismo hacer un show en un teatro para 600 personas -con las posibilidades técnicas que un lugar así te permite- que hacerlo en una plaza pública, pero sea donde sea tratamos de que nuestro espectáculo sea algo distinto y especial.

«A lo lejos sonaban disparos» es un disco de quiebre en muchos aspectos para el proyecto. ¿Cómo fue la cocina del mismo? ¿Por qué sintieron que ese era el momento para abandonar ese formato?

Creo que es parte de un proceso que se fue dando paulatinamente. Si se analiza nuestra historia y nuestra discografía, se puede observar como vamos mutando de un formato acústico y reducido al actual: eléctrico, numeroso y con mayor desarrollo escénico. No fue algo planificado, simplemente fuimos encontrando nuevas formas de expresión que nos ayudan a mantenernos frescos pero sin perder nuestra esencia. «A lo lejos sonaban disparos» es un disco que disfrutamos mucho en todo su proceso: los demos para la pre-producción, la grabación, la mezcla y por supuesto la presentación en vivo.

Se viene algo más ambicioso con el nombre del último disco pero en formato Teatro + Música + Humor. ¿Cómo viene siendo la experiencia de trabajar con Juan Parodi? ¿Cuál va a ser el resultado que vamos a ver los miércoles de agosto y septiembre?

La experiencia con Juan Parodi y su inclusión en nuestro equipo de trabajo es, creo ya, uno de lo grandes hitos en la historia de nuestra banda. Su incorporación nos ha hecho crecer en muchos aspectos. Tanto en lo meramente organizativo como en lo estético. Incluso en lo humano ha sido fundamental para dar el salto de calidad que estábamos buscando para nuestros shows. Encontramos en Juan el complemento ideal para nuestra propuesta. El resultado de todo este trabajo es un espectáculo musical divertido, emotivo, poético, con un gran despliegue escénico que mantiene al espectador atento en todo momento, porque tiene tanto cuidado al detalle que no va a querer perderse nada.

¿Cuántos integrantes de «La Joven» vienen con formación teatral? ¿Los que no la tienen sienten que es más trabajo llegar a los resultados del proyecto?

Solamente tres tienen una estricta formación teatral. Sin dudas al resto nos ha costado más introducirnos en ese lenguaje. En este sentido, La Joven Guarrior ha sido una pequeña escuela de teatro para muchos de nosotros. Afortunadamente los más formados han sabido ocupar el rol de maestros durante todos estos años, y nos han permitido a los demás aprender soltarnos y lanzarnos con más confianza y herramientas al universo teatral. Con el paso del tiempo hemos enriquecido mucho ese aspecto de nuestros shows, y desde la llegada de Juan Parodi a la dirección escénica todos esos atributos se han afianzado notablemente, provocando que la participación teatral de la banda sea más homogénea.

Las críticas del vivo de la banda son las mejores, así y todo: ¿por qué la gente tiene que acercarse a El Galpón de Guevara para vivir «A lo lejos sonaban disparos»?

Bueno, por muchas de las cosas que mencioné en preguntas anteriores. Porque encuentra a la banda en un gran momento. Porque es una propuesta muy particular y diferente, que tiene encima muchísimo trabajo y ensayo. Porque el diseño de iluminación está hecho por Ricardo Sica; la dramaturgia por Lucía Panno; una realización escenográfica espectacular a cargo de Ricas Estudio y Julieta Sánchez Aragone. Y mucha más gente que trabajó y trabaja para dar un espectáculo de gran calidad que deje a quien la vaya a ver con la hermosa sensación de haberse divertido y emocionado.

La Joven Guarrior se presenta todos los miércoles desde el 7 de agosto al 25 de septiembre en «El Galpón de Guevara», Guevara 326 – CABA. Los tickets se consiguen en la plataforma de Alternativa Teatral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *