Cochecama y Superchería en C.C Richards: Dos bandas, dos párrafos

El viernes pasado en recorrido por Palermo nos invitaron a ver a dos bandas del under/indie argentino que vienen sonando bastante fuerte en Buenos Aires, de intensidad y hallazgo la noche terminaría en el Centro Cultural Richards, coqueto espacio retro de música necesaria y cerveza fría en mano.

Mientras miramos el humo que sale del escenario, entre luces rojas y azules, nos acomodamos en el segundo piso para llenar la expectativa de fin de semana que empieza: Cochecama, próximos a estrenar su nuevo disco “Edad Media (2018)”- y toda la versatilidad de Superchería, clásica banda que hemos visto en un par de ocasiones y nunca decepciona, todo se resume de la siguiente manera:

Cochecama es un riff del sur de Estados Unidos, de convertible descapotado sobre una autopista eterna de atardecer, suena intenso, suena fuerte y te deja una sonrisa con cada estrofa, desde las cabareteras “Lúnula” y “Tratando de buscarla”, la rompebotellas de “Pesebre” y la cortavenas de “Santa Teresa”, el quinteto suena como complemento a la cerveza en este bar, el bajo es hipnótico y las letras íntimas, puñaladas de buen rock y groove para quitar el sabor de boca. “Pero allá afuera hay sangre” desespera Fede Caivano al cantar “Todos Afuera”, de su último disco y que encierra un sentimiento blusero de una banda madura y que convence sobre un escenario lleno de rock de sonidos sucios.

Como analgésico que calma los dolores del corazón, Superchería tocaría “Lo esencial”, himno indie de armonía dulce y palabras profundas. “Memoria” y “El Vacio” son banda sonora de otoño, melancólicas y de caricias suaves como despedida antes de ir a casa, el cuarteto es folk eléctrico con voces de primera, presentan temas de su próximo disco y hacen mover al recinto, se baila al cerrar los ojos y dejan que la música haga su trabajo cuando suena “Disco”, el bajo retumba en las paredes como zapatillas que no pueden detenerse golpe tras golpe. Importante subrayar a “Una casa detrás”, clásico de una banda que aunque pasen los años siguen manteniendo ese toque único que los hace permanecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *