Joint Ravolta en Caras y Caretas: Adrenalina noise

“Despegan mis pies del cemento y la música hace que se separe mi alma del cuerpo” es el primer grito salvaje de Félix Costas, y aunque el piso es de un blanco y negro ajedrez, los pies siguen instrucciones al bailar religiosamente cuando Joint Ravolta despierta la noche. “El Ritmo del encierro” despierta los cimientos del viejo San Telmo cuando el cuarteto post-punk de Quilmes presenta su nuevo EP “Desgano”, banda de culto de algunos y que día tras día suma fanáticos que los reconoce como una gema del under argentino.

Riffs surferos, baterias enérgicas con “El Rey de la Playa” y “Al infierno”, ambas de su primer disco “Full Álbum (2016)”, los Ravolta son una mixtura de ruidos cuidados, a veces punk, a veces noise, pero siempre con una explosión de adrenalina con letras repetitivas hipnotizantes. Saben y vuelven a lo único realmente importante: “tenemos que pasarla bien”.

Lo nuevo de Joint Ravolta llegaría con “Viento dile a la lluvia” cover de Litto Nebbia y que suena perfecto para el estilo del cuarteto, la mezcla de las guitarras de Costas y Kraus es una fusión natural, cuando uno sube en intensidad, el otro suaviza los ritmos, son la mística de la joven banda. El otro cover: “Decís que no me amás” versión punketa del clásico de los Buzzcocks y tema final del “Desgano” seguiría, con la batería on point durante toda la noche.

El público, entregado a la fiesta de barrio, campeones de cancha, brazos arriba e intensidad compartida, conocidos y algunos nuevos al sonido indie agresivo de los Ravolta, sonido que entra por los oídos pero se transforma en una pasión desmedida, agitada, sin descanso y necesaria para un sábado en la noche cuando suena ”Hora de volver”. Los Ravolta provocan.

Cierran con “Desgano” y el feedback de los parlantes, Ravolta debe sonar más seguido en Buenos Aires, su música en vivo es incluso más fuerte que en estudio, y su agresividad es necesaria para llenar los espacios repletos de indie sin emoción, esperemos la próxima vez con los dientes afilados para más ruido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *