Grave Digger en El Teatrito: Metal solo apto para vivientes

El jueves 2 de mayo estuvimos en el lugar que se ha convertido en el nuevo templo del metal, El Teatrito, en Sarmiento, en todo el corazón de Buenos Aires, a pocos metros de la Avenida Callao y de la Avenida Corrientes, donde vimos el show de Grave Digger quienes vinieron a presentar su último disco “The Living Dead”.

Esta banda leyenda del heavy metal alemán, nos dio un espectáculo digno, como siempre, con un sonido muy limpio, con la tecnicidad propia de los alemanes, quienes contagiaron a todo el recinto con lo mejor de su repertorio heavy y power metalero, mezclando canciones de sus álbumes más recientes con los clásicos de la banda.

Comenzaron el recital con Fear of The Living Dead, luego continuaron con Tattooed Rider, The Clans Will Rise Again, Lionheart, Blade of The Immortal, luego tocaron un temazo como Lawbreaker, siguieron con The Bruce, The Dark of the Sun, Call For War, The Curse of Jacques, War God, Season of the Witch, Highland Farewell, Circle of Witches, Excalibur, Rebellion (The Clans Are Marching), y para el Encore tocaron: Healed By Metal, The Last Supper y cerraron el show con Heavy Metal Breakdown.

Sin opacar por supuesto al resto de la banda que son todos unos grosos, debemos decir que de las mejores cosas del show fue ver tocar al virtuosísimo Axel “Ironfinger” Ritt con una de sus hermosas guitarras rayadas, blanca y negra, dándonos cátedra de cómo se debe tocar a cualquier edad, siempre mostrando con mucha humildad el dominio de sus riff poderosos y contundentes.

Hace casi dos años de la última visita de Grave Digger a tierras argentinas y podemos decir que no defraudan nunca, le damos gracias a Chris Boltendahl y a toda la banda, por mantener siempre este nivel de energía y puesta en escena, pero sobre todo gracias por darnos un show metalero de calidad, solo apto para vivientes, esos que sentimos el metal en la sangre y en la piel.

Paola Sánchez

Entusiasta del psicoanálisis, escritora amateur, coleccionista de objetos y encantadora de gatos. Maracucha-Mexicana viviendo en Buenos Aires.
¡Qué viva la Yuka para siempre!
Paola Sánchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *