Cielofinal: «Cuanto más gente puedas conocer y colaborar, más fuertes son las bandas»

Con muchos años de ruta y amistad encima, Cielofinal se prepara para tocar el próximo 4 de mayo en El Emergente Bar. Una banda de amigos, que en su segunda etapa de vida, aprendió a disfrutar sin presiones del camino de la música. Gonzalo Cueto, bajista de Cielo, nos contó como se preparan y de que manera trabajan el proyecto de acá para adelante.

La segunda etapa de la vida de Cielofinal los encuentra más tranquilos en materia de conciertos y eligiendo los momentos. ¿Lo que viene en El Emergente tiene un gusto diferente al resto?

Es verdad, la idea es no tocar tan seguido y poder organizar fechas más producidas y mejores musical y visualmente. En esa dirección es que está planteada la fecha en El Emergente, poder transmitirle al público shows de Cielofinal donde la trayectoria y la calidad pueda ser respetada.

La última placa es de ocho años atrás. ¿Cómo es el trabajo para mantener actual el sonido y lograr que el público acompañe la propuesta?

Cada disco de la banda fue hecho en un momento especial, distinto y único; nosotros los temas no los tocamos en vivo tal cual están grabados como por ahí hacen otros grupos, siempre los tocamos con cosas diferentes; algún final cambiado o lo reversionamos. Siempre estamos buscando mejorar el sonido o agregar instrumentos y esa misma búsqueda hace que temas que fueron grabados como trío hoy estén tocados con 2 violas o más, teclados y armónicas por ejemplo. Esa evolución te lleva a estar actualizado por así decirlo, si no siempre sería muy monótono.

La historia de Cielofinal está cruzada por amistades con grandes bandas de la escena. ¿Cuáles son los valores y los consejos que toman de estas relaciones?

Si no tenés «códigos» por así decirlo es probable que no llegue a buen puerto esa amistad… ahora bien no se podría enumerar una lista de esos «códigos» porque son de la calle, igual creo que son bastante simples, el respeto, no pisarse las fechas, trabajar en cosas en común, y la más importante tener palabra. Cuanto más gente puedas conocer y colaborar, más fuertes son las bandas, los que no lo entendieron eso solitos se alejaron.

¿Cómo ven la escena rockera con el paso del tiempo? ¿Hay mejores espacios? ¿Las bandas suenan mejor?

Se podría definir perfectamente en 2 etapas, pre-cromañon y post-cromañon. La cantidad de lugares que desaparecieron en la ciudad de Bs.As. fue tremenda, los pocos que pudieron mantenerse se volvieron inaccesibles para el rock no comercial por los altos costos que te imponían, el grado de marginación que fue llevada toda la escena under nunca fue vista salvo en la época de la dictadura. A raíz de eso creció más la escena del conurbano. Por ejemplo pasamos de tocar en La Bulera de Mataderos a una nueva Bulera en Lomas del Mirador. Ahora volvieron a salir algunos lugares nuevos, pero la época dorada yo creo que fue del 2004 para atrás. Por una cuestión de evolución tecnológica se consigue mucho mejor sonido, pero todavía falta mucho para recuperar.

¿Cuáles son los objetivos que tiene Cielofinal a corto plazo?

Después de tantos años en la ruta creo que uno las cosas las va tomando mas naturalmente y deja fluir; no nos matamos por tocar más o menos, en ese sentido siempre priorizamos pasarla bien y que la banda suene bien, por lo pronto nos gustaría poder emprender algún viaje a otras ciudades y estamos a punto de materializarlo porque ya casi está cerrada una fecha en septiembre a Rosario y otras que están por salir en el interior, así que podríamos decir que a corto plazo es viajar y disfrutar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *