Guli en La Tangente: Una salida en Yate

Es innegable que Guli se ha ganado el corazón del público under de Buenos Aires paso a paso. Ya con 3 discos encima, se ha convertido en un referente de toda una movida que engloba muchísimos artistas con muchos más años de experiencia, como a su vez albumes y producciones.

Pero, ¿Qué hace a Guli especial frente a tantos otros? ¿Cuál es el diferencial?

El pasado jueves me decidí a descubrirlo por mi cuenta. Cargado de solo mi cámara y un pequeño cuadernito de notas, volví a mi lugar ideal para escuchar música en todo Palermo: La Tangente.

Poco a poco, la sala se llenaba mientras que Tobny Houston empezaba su set a oscuras. Provenientes de Chascomús, la relativamente joven banda logró calentar a un público que no sabía lo que estaba presenciando. Saltando de géneros como de intensidad, supieron hacer de su tiempo de presentación suficiente para convencerme de lo talentosos que son. Definitivamente, vale la pena escucharlos un poco más


Llega el momento de Guli, que entra triunfal mientras su banda ya había iniciado poco a poco una introducción llena de humo y sintetizadores. Con una gorra de pescador y una chaqueta sacada del ropero de un viejo setentoso, inició tocando “Cintas con vos” de su último disco “Yate”. La voz de Agustín Bucich, es dulce y contorsionada por el autotune, pero mantiene una presencia enigmática durante todo el show

Saxofones, luces rosadas, una bola disco y algunos invitados de lujo, como el mismísimo Juan Ingaramo con quien presentó la movidita “Ansia”, llevaron al show a otra dimensión. O quizás a otro tiempo. Una época más sencilla, dónde bailar y fumar droga eran las únicas preocupaciones. Las líneas de bajo te movilizan durante toda la noche, siendo el timón de esta embarcación nostálgica.

Guli es una experiencia única. Un poco adicitiva. Si no la han probado, deberían.

Carlos Luis Peña

Colaborador at No Son Horas
Caracas // 94 // Fotógrafo, casi periodista y melómano. Haciendo fotos desde el caribe hasta Buenos Aires. Amante del rock alternativo, el cine y la literatura.
Carlos Luis Peña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *