Cruzando el Charco en Sala Opera: Somos locales otra vez

Con la ansiedad de su público por escucharlos en vivo “Cruzando el Charco” se presentó el sábado 15 de septiembre en El Teatro Sala Ópera de La Plata. Sus seguidores colmaron el lugar en busca de diversión y alegría, algo que caracteriza a la banda.

Con muchas luces y una gran puesta en escena, con vientos e invitados (Kahil Ferraris en guitarra y Juan Isgro y Martín López en saxos), Cruzando hizo una recorrida por sus cuatro discos y presentó temas del nuevo material.

Sonó una intro de batería a cargo de Matías Perroni para dar paso a “Inmortal”, del disco “Desde Adentro”. A pura euforia el público respondió cantando y saltando cuando sonó el segundo tema, “A Mil”, canción que le da nombre al último disco. Con “La Tercera en Discordia” el coro de la gente se hizo escuchar en el Ópera con el clásico “Vamos Cruzando el Charco, vamos Cruzando…” acompañando a esa especie de milonga moderna y pegadiza. Le siguieron “Balas de Magia” y llegó el turno de presentar un tema del nuevo disco, “Piel de Coco”.

Francisco, vocalista, agradeció a todos los presentes y a los familiares de la banda, y sonaron los acordes de “Cambiando de Color”, le siguió “Bauti”, dedicada a la persona más amada por el cantante, su hijo. Continuando con las dedicatorias, sonó “Viejo”. Se lució Ignacio Marchesotti en percusión con esa murga tan sentimental y que eriza la piel. Para proseguir con el repaso por su discografía, sonaron, “Gardel”,  “Tu Nombre”, con unos maravillosos teclados de la mano de Damian “Ticky” Rodríguez, y “Decile Adiós”.

El adelanto que se pudo ver y escuchar en las redes sociales retumbó en vivo, “Puede Ser” fue presentado ante sus seguidores y recibido de muy buena manera. “Frente al Río”, “Perdonar”,  y luego “El Baile” “Luna Maleante” se sumaron a la lista al ritmo de la cumbia.

En la segunda mitad del set list aparecieron otros dos temas nuevos, “Mi Partida” y “Colgado de este Amor”. Pegadita llegó “Encontrar”; fueron atrás en el tiempo con “Distinta”, del disco “Renacer”.  Recorriendo un poco la infancia se oyó “Volver a Nacer” y subieron la apuesta con “Laburar”.

En la recta final del show llegaron “Conformarse”, “Sobra la Esquina”, “Lo Nuestro Tiene Magia”, las guitarras de Nahuel Piscitelli y Maximiliando Abal armaron un hermoso duelo de cuerdas al que se sumó Juan Matías Menchon con su potente bajo para darle paso a uno de sus clásicos, “Adonde Están”. Y para cerrar el show bien arriba hicieron explotar la sala con “Terminales”.

Ahora, en unos días, a llenar una vez más La Trastienda para luego volver a La Plata y jugar de locales otra vez.

Pablo Charro Santana

Fotógrafo at No Son Horas
Amante del fútbol, la música, las fotos y el deporte.
Sangre roja, huesos blancos.
Pablo Charro Santana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *