La implacable oscuridad que nos hizo sentir como en casa

Mayhem en Uniclub

Como si se tratase de un bosque en Noruega, con neblina y mucho frío, Mayhem llegó al escenario de Uniclub a extasiarnos con lo que se considera su obra maestra “De Mysteriis Dom Sathanas”. El recital comenzó a eso de las 22:15hs, abrieron con Funeral Fog y freezing Moon. Continuaron con Cursed in Eternity, Pagan Fears, Life Eternal, From the Dark Past y Buried by Time and Dust. Luego sonó la aclamada y coreada De Mysteriis Dom Sathanas. Hicieron una pausa y volvieron con Silvester Anfang, Deathcrush, Anti, To Daimonion Part I, Carnage y finalizaron con Pure Fucking Armageddon.

Muchas impresiones sensoriales de distintos matices nos dejó en cada canción la banda. Partiendo de lo visual, las túnicas negras, las miradas intensas, las caras pintadas con sangre y trazos negros, las muy famosas cabezas de cerdo en el escenario y nada más brutal que ver a Attila, con un crucifijo espectacular colgado en su cuello que hacía ver a Jesús insignificante y verlo atravesar un cráneo con el micrófono con el que luego cantó las oscuras letras de las canciones.

En cuanto a lo sonoro, fue una impresionante exhibición musical y ejecución técnica perfecta de lo que es, en esencia, el black metal. El sonido estuvo impecable, pudimos escuchar la voz gutural y tenebrosa de Attila, las sublimes y sombrías guitarras de Teloch y Ghul, el penetrante sonido del bajo de Necrobutcher y la ferocidad de Hellhamer en la batería, que por supuesto dispuso el ambiente perfecto para el pogo satánico que no cesó hasta el último minuto del recital.

Todos los que estábamos presentes lo sentimos: Desde un frío invernal hasta un calor infernal; nos dejamos llevar por la melodía hermosa y oscura, pesada e incesante, que te engulle, muy adentro, en las entrañas.

Mayhem despertó en nosotros ese sentimiento de lo ominoso o como lo llamaba Freud “Lo unheimlich”, de que hay algo cálido en lo oscuro, de que hay algo de lo espeluznante que a la vez es muy familiar, nos transmitieron con su música que algo que hace sentir terror, a la vez nos hace sentir como en casa, cada quién disfrutando del recital, con su goce particular, con lo siniestro de cada uno.

Paola Sánchez

Paola Sánchez

Entusiasta del psicoanálisis, escritora amateur, coleccionista de objetos y encantadora de gatos. Maracucha-Mexicana viviendo en Buenos Aires.
¡Qué viva la Yuka para siempre!
Paola Sánchez

Latest posts by Paola Sánchez (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *