Respeto y canciones indestructibles

Call The Police en Teatro Coliseo

El teatro Coliseo se fue llenando de a poco, con la gente esperando en el hall, a pesar de la gélida noche porteña.

Con su cabellera rubia intacta y puntualidad inglesa, el recital empezó a las 21.15 para terminar exactamente noventa minutos y catorce temas después. Arrancó con Synchronicity II, y el público ya se preparaba para un show excelente.

Durante una hora y media se sucedieron uno tras otro todos los hits de la banda británica, dejando a todo el público más que conforme.Pasó “Walking on the moon”,”De do do do, de da da da”,” Driven to tears”,”King of pain”, etc. La base rítmica a cargo del baterista de Paralamas, Joao Barone fue increíble, aunque el sonido de la batería distaba un poco de la de Mr. Copeland.

En la dificilísima tarea de reemplazar la voz de Sting, estuvo Rodrigo Santos haciendo una tarea más que digna, y no tuvo que apelar a ningún recurso ilegítimo para saltear alguna frase que no pudiera cantar. Siguieron “So lonely”, “Can’t stand losing you” y “ Roxanne”.

Casi llegando al final, comenzó el famosísimo tema con más horas en el aire de las radios de todo el mundo, “Every breath you take”,  para luego seguir con la secuencia de “Message in a bottle” y la gente empezó a delirar.

Todo el amplio espacio que separa al escenario de los primeros asientos, se fue poblando de aficionados fotógrafos, celulares en mano, para obtener alguna imagen de Mr. Summers, poco a poco terminó llenándose el lugar, hasta terminar el recital con gran parte del público abandonado su butaca para ir a ver de cerca a esta leyenda viva de la música. Terminó el recital y los tres músicos saludaron agradecidos al público que coreó todos los temas.

Minutos después reapareció la banda para hacer sus dos últimos temas: “Every Little thing she does is magic” y el no tan popular “Truth hits everybody”.  La banda se fue, y el gran Andy accedió gustosamente a firmar algunos ejemplares de viejos  vinilos o DVDs que algún fan le acercaba. Los amantes de las guitarras, nos quedamos con ganas de ver su legendaria Fender Telecaster ‘63

Quizás este haya sido el proyecto que tuvo Andy Summers allá por fines del siglo pasado, y que estuvo a punto de concretar con Gustavo Cerati y Willy Colaiuta para ponerse a tocar los temas de The Police. La fortuna y su constancia hizo que, casi veinte años después lo pueda presentar en nuestro país.

Gabo Costa

Gabo Costa

Fotógrafo at No Son Horas
Fotógrafo porteño.
Amante de la música y el cine.
Sodamaníaco. Me encanta el Nespresso.
Gabo Costa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *