Sig Ragga, esperando por nuevos interrogantes

Este viernes a las 21 hs. Sig Ragga se presenta en Vorterix para dar otro concierto cargado de emociones. El objetivo del grupo santafecino va más allá de la música. Su show engloba distintas piezas trascendentales de pintura, literatura y música para gestar un collage de estilo surreal.

Su música fusiona varios géneros musicales, usan el reggae como base, se liberan hacia la música progresiva, incluyen elementos del jazz, música negra y rock sinfónico. En ocasiones también utilizan la glosalia, un idioma inexistente representado por la voz.

Sig Ragga ofrece un camino hacia la sanación. El cuarteto en vivo se disfraza y se desprende del mundo real. Convidan su creación con el sentido de generar un nuevo horizonte en donde aventurarse. Según relatan, “salir a escena tenía como correlato la necesidad de gritar lo silenciado, la búsqueda de una liberación espiritual, de un lenguaje propio.”

Para contextualizar sobre la trayectoria de Sig Ragga, este grupo fue formado en 1997, proviene de Santa Fe y grabó tres álbumes de estudio. Éstos son “Sig Ragga” (2010), “Aquelarre” (2013) y “La Promesa De Thamar” (2016). El último fue producido por el ingiero en sonido Eduardo Bergallo y obtuvo tres nominaciones para los Latin Grammys. La banda está compuesta por “Tavo” Cortés (voz y teclados), “Pepo” Cortés” (baterñia y coros), “Juanjo” Casals (bajo) y Nicolás González (guitarra y coros).

La expectativa para el show de este cuarteto es grande, ya que toma diversos recorridos e incluye fascinantes porciones de arte. Vorterix los recibirá nuevamente para que inunden la sala con su espiritualidad, y dejen nuevos interrogantes rondando en la cabeza de la audiencia.

Martín Scoufalos

Martín Scoufalos

Cronista at No Son Horas
La música es mi juego preferido. Escribiendo recreo el ambiente que generan los artistas de manera entretenida, reflexiva y genuina. Me concentro en plasmar que transmiten y a donde nos lleva escuchar la música de cada banda.
Martín Scoufalos

Latest posts by Martín Scoufalos (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *