Premios Gardel en CCK

Que veinte años no es nada, decía Carlitos, y pueden dar fe de esa frase justamente los premios que llevan su nombre. La noche del martes nos encontró en el siempre hermoso Centro Cultural Kirchner para celebrar las dos décadas de unos premios Gardel repletos de figuras y emociones.  En la Sala Sinfónica (La Ballena Azul) nos recibía a las 10 de la noche la orquesta y Germán Paoloski, el conductor de la ceremonia.

Entre los ganadores, podemos rescatar a la dama del rock, Fabi Cantilo, quien nos sorprendió con su impecable Proyecto 33 (sorprender es una forma de decir, la calidad de Fabi ya no es sorpresa) como mejor álbum femenino de rock. Los Pericos y sus 3000 vivos se consagraron como el mejor álbum de Reggae y música urbana, superando en una terna difícil a Miss Bolivia y a Dancing Mood. Baltasar Comotto confirma que es mucho más que “el violero de…” y se lleva el premio al mejor álbum de rock pesado, mientras que Babasónicos se lleva el de mejor álbum grupo de rock, por sobre Rodar, de Pez y Litto Nebbia y el vivo en el Madison Square Garden de los Cadillacs, que de todas maneras se llevaron el de mejor DVD. Todos felices.

Dante Spinetta se llevó para su casa el premio a mejor álbum Rock Pop alternativo, y el Flaco, que demuestra que todavía está entre nosotros, fue la mejor Colección de Catálogo del año.

Una de las grandes alegrías de la noche, al menos para nosotros, fue la consagración de los amigos de Huevo, de la mano de No todos eren como ti, como mejor álbum Nuevo Artista de Rock. Sin duda, hay futuro…

Algunos premios eran números puestos, apuestas seguras a ganador. Ulises Bueno como mejor disco de Cuarteto, Luciano Pereyra como mejor disco Masculino Pop y Jimena Baron, que se llevó el premio a mejor disco nuevo artista pop y emocionó a todos dedicándole el premio a todas las mujeres. “Por menos tontas y más mujeres valientes”

La gran duda de la noche, por la que todos nos mirábamos y nos preguntábamos sin preguntar, era si Charly Garcia, el gran candidato a arrasar la noche con 7 nominaciones, incluida disco y canción del año, iba a estar presente en la sala. Pasaba la noche, pasaban los premios y parecía que nos íbamos a ir sin ver a la leyenda del rock nacional. Incluso la desolación crecía, cuando iba ganando estatuillas y su banda era la encargada de plantarse frente al micrófono y agradecer.

Y fue sobre el final, que Garcia apareció, para recibir el Gardel de oro a manos de Palito Ortega y emocionarnos a todos con una versión sinfónica de Inconsciente Colectivo. Fue la gran noche de Charly, no solo por el oro, sino también por haberse llevado casi todos los premios a los que estaba nominado. Random fue: disco del año, mejor álbum de rock, producción, diseño, ingeniería de grabación, y el tema Lluvia el mejor video clip. Un mimo de la gente y de CAPIF a un artista al que queremos ver así, feliz, por mucho tiempo más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *