Para nada F-A-C-I-L

Richard Coleman en La Trastienda

La gente fue ingresando de a poco a La Trastienda y a las 12 de la noche puntual empezó el show, plena madrugada de sábado.

El público respondió a la convocatoria de muy buena manera, teniendo en cuenta que al otro día también había show. Los que habían adquirido entradas, recibían un CD de F-A-C-I-L  de regalo con la misma, así que mientras esperaban, se entretenían abriendo el CD y mirándolo minuciosamente.

El show comenzó con “Sombre Reptiles”, el tema instrumental de Brian Eno, para darle luego paso al que da nombre al álbum “F-A-C-I-L”.

El set list nos llevó por los discos de la carrera solista de Coleman,  temas de “Fricción”  y un par de covers. Los estilos transitados fueron las baladas, temas dark, rock, pop, groove, entre otros. No faltó nada. En el escenario había unas cuantas lámparas gigantes, con sus filamentos incandescentes, como en la tapa del disco homónimo.

El primer cover empezó a sonar, cuando los dedos de Dany Castro se movían cual sequencer de Giorgo Moroder haciendo las bases de “I feel love”, las luces del escenario lo convirtieron en una pista de baile, y la voz de Donna Summer fue reemplazada por fraseos de guitarra en las manos de Richard y Gonzalo Córdoba.

Luego subió el ex Fricción y actual integrante de la banda de Miguel Mateos, Roly Ureta, quien tocó un par de clásicos como “Enjaulados” y “Perdiendo el contacto”, los cuales fueron cantados por el público de las primeras épocas.

El segundo cover fue “Caravana” de Gustavo Cerati, interpretado a la perfección por su otro autor, Richard. Y a la vez que la letra decía “Hay que cerrar los ojos para poder ver” una luz dirigida al público, nos hacía cerrar los ojos y viajar. Las perillas de la consola en esta noche fueron operadas por otro integrante de Soda, Adrián Taverna, quien logró un sonido realmente impecable.

A la hora de los bises, Richard volvió con las baladas “Hamacándote”, “Corre la voz” y culminó la noche con un tema más power,  “Memoria”.Dijo que si queríamos más, vayamos el sábado… ya que F-A-C-I-L tuvo dos noches en el histórico espacio de la calle Balcarce, marcando un salto en convocatoria en la creciente carrera de Coleman.

Gabo Costa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *