El final de algo muy bueno

La 25 en Estadio Malvinas

Hay bandas que deciden caminar por el costado del mundo, armar su propia estructura, defender sus espacios, ser celosa de algunos manejos y tener todas las variables bajo control siempre. Un caso de esto es «La 25», banda con muchos años de trayectoria, que mantiene una convocatoria a partir de identificarse con una esencia que no claudica y que sigue siendo bastión rocanrolero de nuestra música.

La gira «Vivo x la 25» que nació en el barrio de La Paternal, con un disco y un DVD que repasa canciones de la banda quilmeña, les permitió viajar a lo largo y ancho del país para demostrar la vigencia. Esta vez fue el estadio cerrado el lugar elegido con una puesta en escena de excelencia a partir de lo lumínico y lo escenográfico.

Banderas, cánticos, aguante, estribillos son algunos de los conceptos sobre que se basa la cultura 25. La fórmula se repite para la mayoría, pero hay detalles que marcan la distinción de Junior y sus melodías. Ramos Mejía y Córdoba, a finales de agosto, son las próximas estaciones de una gira que quiere terminar, pero no puede parar. El último sábado seis mil personas y más revalidaron que viven por la 25.

Barbara Chan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *