Pastillas del Abuelo en Estadio Atenas

Hace varios años, un grupo de amigos nacido en Caballito comenzó a dar los primeros pasos por los  pubs de la zona y alrededores, gracias a un hit fugaz, que hoy ya nadie recuerda, crecieron exponencialmente de la mano de las canciones y de un público que marcó un paradigma en la relación con el artista sobre el escenario. El amor de la gente con Las Pastillas es incondicional, el show del sábado en el Estadio Atenas desbordó de gente feliz por verlos repasando su historia musical.

Las canciones van mutando, algunas aceleran su tempo, otras lo bajan pero las letras y la prosa de Piti son tan fuertes que resisten cualquier formato. El último disco no es la excepción, y canciones como «La creatividad» están internalizadas como si tuvieran décadas de rodaje. Todos participan y tienen la misma preponderancia en el conjunto, la banda agradece constantemente por bancar «algunos» detalles de sonido, los cuales no empañan para nada una fiesta que superó las dos horas de duración.

En los próximos meses vienen dos conciertos en Temperley, un Luna Park, a finales de agosto, que ya colgó el cartel de entradas agotadas, y un viaje al exterior para visitar países como Perú. El fenómeno sigue intacto, las explicaciones no hay que buscarlas por ningún lado. Pastillas del Abuelo es una banda líder para las próximas generaciones, muchas se apoyan en ellos y lo bien que hacen.

Pablo Charro Santana

Fotógrafo at No Son Horas
Amante del fútbol, la música, las fotos y el deporte.
Sangre roja, huesos blancos.
Pablo Charro Santana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *