La satisfacción de estar en casa

Mustafunk en Auditorio Oeste

Las raíces nunca deben perderse, este debe ser uno de los mandamientos que todas las bandas emergentes y con crecimiento de nuestra escena, deben pregonar. Mustafunk volvió a uno de los lugares que los vio crecer, que comenzó a conocer un poco más de ese engendro musical con nombre raro, el cual hoy viene respaldado por un público traccionado por la curiosidad y el positivo boca a boca que tiene la banda.

La noche del Auditorio fue caliente, intensa, con las vibraciones a mil, en definitiva una costumbre para los shows del quinteto de Paso del Rey. «Laboro Chamanik» se ramificó y las canciones cobraron vida para ser internalizadas por un público, muy juvenil, que se sumó desde distintos lugares de Capital y GBA.

Con nuevo disco de inéditos y esa inquietud digna de una banda con hambre de más, Mustafunk seguirá su periplo por Rosario el próximo 5 de mayo, y luego jugará nuevamente fuerte el 3 de junio en Niceto Club, un lugar que supo colgar el cartel de «entradas agotadas» la última vez, y que significó un show bisagra para Martín, Camila, Serafín y los Agustines. Por lo pronto, esta noche nos fuimos con 24 canciones en el lomo y una sonrisa por saber que hay música para rato.

Nicolás Petrone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *