Climas distintos en la calle Corrientes

Sig Ragga en Teatro Opera

El reclamo frecuente que se hace a nuestra música hace hincapié en la falta de renovación, en lo repetitivo y en lo poco novedoso. La noche del sábado refutó esa consigna, los Sig Ragga, oriundos de la provincia de Santa Fe, hicieron pie en la calle Corrientes, precisamente en el Teatro Opera, acaso uno de los más bellos de nuestra ciudad.

«La promesa de Thamar» su nuevo disco era la principal de razón de esta parada citadina, el público que viene acompañando el crecimiento de la banda se acercó y sumó una nueva camada, la cual se acerca tímidamente y termina obnubilada por el riesgo que traen los Sig Ragga con su música y su artística conceptual.

Fueron veintidos canciones a lo largo de una noche de sábado que marcó  un quiebre, que los puso a la altura del compromiso. Hay que tomarse un ratito para escucharlos, tratan de hacer algo distinto, de generar incomidad, de no dar indicios de lo que traen en lo próximo, de eso se trata Sig Ragga.

Camila Bolatti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *