«El blues es un mundo donde la cooperación y la fraternidad es lo más común»

Hace unos días charlamos con Christian Morana, bajista de «Verteramo Trío», banda que está por editar su primer disco este viernes 7 de abril, como parte del lanzamiento, estarán tocando en el Conventillo Cultural Abasto, en lo que será la única fecha antes de realizar su segunda gira europea. El blues es una escena que a veces no tiene tanta exposición como sí lo tienen otras en nuestros medios, razón más que valedera para acercarse y enterarse de que va la cosa.

Luego de tantos años de trayectoria en la escena con diversos proyectos. ¿Bajo que concepto o necesidad salen con la propuesta de «Verteramo Trío»?

Hemos participado juntos en varios proyectos y con continuidad. Tanto con Germán (Jorge Costales & Evil Blues Band, Rulo Garcia Band, La Frondosa Sesions, entre otros), como con Federico (Huguís Lopez, entre otros), como los tres juntos (Los Huesos de Gato Negro), como ellos dos juntos (Xime Monzón Band o Junior Bizugna para nombrar algunos). Creo que la única necesidad que gestó este proyecto fue la de tocar, viajar y hacer blues juntos, el motor principal de nuestra música; la amistad, la necesidad de estar juntos en este camino.

En el disco participaron y fueron rodeados por músicos relacionados al estilo. ¿Lo planearon así o fueron acercándose por empatía propia de la historia musical de ustedes?

El blues es un mundo donde la cooperación y la fraternidad es lo más común, se comparten noches, giras, proyectos y acompañar artistas con una naturalidad que lo hace hermoso. Por ejemplo, un jueves estás tocando con tres músicos, el viernes con tu proyecto y el sábado con otros músicos diferentes en otra ciudad, todo se gesta muy rápido, es lo más lindo del género en mi opinión. Todos los músicos que participaron del disco han participado también de nuestra evolución y nuestra carrera musical desde los comienzos como por ejemplo Guido Venegoni (Támesis) y Jorge Costales con quienes junto a Federico y Germán hemos girado durante muchos años! Es una alegría que todos estén presentes en el disco, eso deja a entrever la fraternidad que existe en el blues sobre las excentricidades y egos. El blues es una comunidad.

El disco recorre versiones de grandes canciones de músicos muy importantes. ¿Cuál fue el criterio de elección y la primera complicación con la que se toparon a la hora de encararla?

Queríamos hacer un disco de blues clásico pero dejando un poco de lado los clásicos del blues. Buscamos temas de culto, esos temas que los conocedores del género reconocen pero tal vez no quienes se acercan al blues desde otro lado. Teniendo en cuenta esto, los temas tienen que tener la frescura necesaria para sorprender a los que ya los conocen y generar una primera impresión en la mayoría que no lo conoce, esa es un poco la búsqueda. El repertorio se gestó en los 14 shows de nuestra primera gira a Europa y fue grabado con esa energía especial que te da la gira, la convivencia, el recorrer 8 mil kilómetros en camioneta. Salió de manera natural, tocado en vivo y con gran entusiasmo. Tomamos la decisión de grabarlo ni bien llegamos para que se vea reflejado todo eso.

Se viene la segunda gira europea para la banda. ¿Cómo la fueron armando? ¿Cómo son los escenarios donde van a presentar la propuesta?

Esta segunda gira se dio de una manera más relajada. La experiencia de la primera nos ha cortado caminos y sobre todo ha hecho mucho más precisa la logística. Viajaremos en camioneta durante 5 mil kilometros con todo el equipamiento, ahí está, para mí, lo más difícil. La experiencia te hace ahorrar tiempo, ya lo puedo notar en la gestión comparando primera con la segunda. Haremos 25 shows en diferentes marcos. Se destaca la participación (por segunda año consecutivo) en el Festival Vienna Blues Spring de Austria, un festival que durante todo abril tiene shows de blues de lunes a lunes, con músicos como Junior Watson o JP Soaps, ambos de Estados Unidos y referentes para mí. Compartiremos la noche con los alemanes Doppelkonzert Cologne Blues Club. El festival se realiza en un club de jazz y blues hermoso. Por lo general son escenarios de éstas características, clubes especializados en el género, lugares donde se respira únicamente música afroamericana. Eso es lo más lindo de la gira, conocer el circuito europeo y sus músicos, este año pensamos mezclarnos con algunos para poder encarar un proyecto que nos entusiasma mucho pero que por ahora no podemos contar demasiado.

Además de la gira, la edición del disco y demases, se viene la fecha presentación de la placa en Capital. ¿Con que frase definirían lo que tienen en mente para el viernes 7 de abril?

Se me vienen palabras sueltas que juntas son la mejor manera de describir nuestro trabajo: «Blues, clásico, auto gestionado, hecho con pasión, amistad y verdadero amor».

Federico Bravo

Autor at No son horas
Messista, bielsista y cuervo desde que estaba en la cuna. Pearl Jam y La Renga por sobre todas las cosas. Creador de este hermoso proyecto de 12 años de vida.
Federico Bravo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *