Las Pelotas + 7

Las Pelotas en La Trastienda Club

Comenzar diciendo que Las Pelotas presentaban “Brindando por nada”, la placa editada en marzo del año pasado, no aporta mucha más información de la que tenemos. Lo que sí corresponde y suma, es el brillo que van teniendo estas canciones show a show, hay varias que piden quedarse en la historia pelotera. “Como una estrella”, “Era” y “Víctimas del cielo” no van a ser piezas que pasen desapercibidas en los próximos años del sexteto.

Un corte de luz quiso dejarnos sin la primera noche de las dos que estaban pautadas en el local de la calle Balcarce, sin embargo, con un poco de demora, el show comenzó con “Orugas” y “Tormenta en Júpiter”, para de esa manera empezar a vivir saltos temporales durante más de una hora y media.

 

El reggae es un estilo que la banda de Daffunchio ejecuta a la perfección, y en las viejas épocas los shows tenían un bloque de tres o cuatro canciones pertenecientes a ese género. El martes se retomó esa bella costumbre, y sonaron: “Solito vas”, “Transparente” y “Si supieras”, una tras otra, mientras todos bailábamos de un lado al otro.

“Esperando el milagro” y “Capitán América” hacen las veces de falso final, y nos hacen sentir que nada ha cambiado desde mucho tiempo atrás a esta parte. La invitación a Gabriel Dahbar al escenario desembocó en unas versiones implacables de “Como un buey” y “Día feliz”, en un mes que es especialísimo para la banda.

Las Pelotas volvió a su casa en Buenos Aires, son innumerables la cantidad de shows en La Trastienda a lo largo de los últimos años. Pasan los discos, las listas se enriquecen y la banda sigue evolucionando para demostrar que continúa en la élite de nuestro rock. Se viene un febrero agitado con festivales y viajes a México. Nosotros los esperamos acá cuando ellos quieran volver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *