Un gran “Genkidama”

Loli Molina & Petit Orquesta Rubí en ND Ateneo

En la espera de Loli Molina, se abre el telón y nos sorprende ver a un dúo en el escenario. Ellos son Fabio Cadore & Hernan Jacinto que nos invitan a escucharlos en este show de bolsillo, como ellos lo consideran. Entonan música tranquila, con mayoría de canciones de en portugués que te hacen intentar entender el idioma o simplemente desistir y escuchar el todo.

Cerca de las 22hs, se abre nuevamente el telón, pero esta vez con Loli de espaldas a nosotros, el tecladista en un costado enfrentado al baterista en el otro extremo, y un cuarteto de cuerdas que nos mira directo al público.

La Petit Orquesta Rubí abre el show desplegando su sonido con “Los días”,  acompañando a la voz sencilla, dulce y aterciopelada de Loli.

Transitamos el recital redescubriendo las canciones de su último cd “Rubí”, como fueron “En la noche, “Viajando”, “Hombre no” y sus clásicos “A la próxima”, “Las cosas que se quedan con vos” y “Ricardito” entre otros.

Durante la noche, Loli elije poner su voz en canciones de otros artistas. Jugando con el clásico de Ricky Martin “Fuego de noche, nieve de día”, interpretando la genial letra de “Presión social” de Lucas Martí y “Ecos” de su amigo de la tierra del Chavo, David Aguilar.

Loli nos recuerda que este es su último recital en la Ciudad por un buen tiempo, ya que se va de viaje por un rato, no sin antes invitarnos a hacer un Gran Genkidama, (léase “bolsa de energía” que se usa en Dragon Ball para vencer al enemigo) logrando que todos levantemos nuestros brazos y pensemos en cosas positivas para que el año del mono (termina en febrero) finalice lo más tranquilo posible.

Los agradecidos aplausos luego de cada canción, la complicidad del público de unirse al colectivo Gran Genkidama y la buena onda de Loli, fueron los elementos esenciales que hicieron de este recital, sin fecha aproximada de repetición, un hasta luego más ligero.

Mariana Carbó

Mariana Carbó

Cronista at No Son Horas
Curiosa por naturaleza. Partidaria de expresar los pensamientos y de vivir en movimiento. Elijo el arte como escape necesario de la rutina.
Mariana Carbó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *