Hacen pesar la localía

De La Gran Piñata en Teatro Greison

El título debe leerse de modo irónico porque aunque tocaron muy cerca de donde nació este proyecto, La Piñata dió cuenta nuevamente que la convocatoria crece a ritmo escalonado, que los lugares quedan chicos, que la estructura debe crecer, que más gente se suma al proyecto que ellos protegen y trabajan artesanalmente concierto a concierto.

Con un calor que se sentía por todos lados, y una precisión artística que el cuarteto sigue desarrollando presentaron “El equilibrio entre los opuestos” en la zona sur del GBA. La gente de “La Caverna” amenizó la noche, tal cual se repetirá en Bahía Blanca y Mardel la semana entrante.

Clásicos, viejos, lados B y los nuevos todos se cantan por igual en los shows de DLGP, son muchas las ocasiones donde Panter debe cederle el paso a las voces que vienen desde abajo, y llenan de energía a 4 jovenes que aún tienen las emociones a flor de piel, ellos siguen sintiéndose parte de esa gente que hace cualquier esfuerzo para verlos. Esas muestras de humildad son distintivas y hacen que cualquier fanático se sienta cercano a los músicos.

“Residuos” y “Despertador” fueron los últimos de una noche que deja todas imágenes positivas para La Piñata. Es un año de ensueño para ellos, siguen sumando ciudades a sus giras, y en octubre harán la gran apuesta de dos teatros durante un fin de semana. Hay que acercarse a escucharlos, no busques artificios, son 4 pibes que hacen rock y tocan fibras íntimas con sus canciones, y eso hoy es mucho decir.

 

Andrea Ramos

Andrea Ramos

Fotógrafo at No Son Horas
En la fotografía encontré un cable a tierra .... y poder unirlo a la música fue mágico.
Andrea Ramos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *