Eruca Sativa en Streaming: Un reencuentro necesario

La nueva normalidad nos ha enseñado muchas cosas. Principalmente, a extrañar. A extrañar a nuestros amigos, nuestra familia, y nuestro lugar en el mundo que son los recitales. Volver a colgarse las guitarras, volver a agarrar los palillos y volver a transportarnos a un mundo que amamos tanto, nos llena un poco el alma aunque el contexto sea distinto al que conocemos.

Luego de varios meses sin actividad, Eruca Sativa volvió a tocar. No fue lo mismo que las últimas presentaciones de la banda, donde el calor de la gente que los sigue incondicionalmente a todos lados inundaba las salas, pero fue como volver un poco a eso que tanto se extraña. Volver a gritar
todos juntos, pero separados.

Eran las 7 de la tarde cuando el ambiente empezaba a notarse en el chat de la transmisión que se dio a través de Nube Cultural. Los espectadores bromeaban: “¡Me están aplastando!”, “Dale que quiero poguear” y varios chistes más que hacían la espera más amena, como esperando que la
vida volviera un poco para atrás y que todo dejara de ser una pantalla y pasara a lo presencial, a lo que estamos acostumbrados.

Pasadas las 19:30hs, se encendió el streaming y Lula Bertoldi, Brenda Martín y Gabriel Pedernera salieron al “escenario”. Con un comienzo acústico con «Hoy quiero ver«, el chat reventó en mensajes de todos los estilos, como si de un recital en persona se tratara. La fiesta siguió con «Tanto tiempo», «Por quienes vendrán» y «Enmudecer» para empezar a hacer la transición al formato eléctrico, ese que tan bien le queda a Eruca.

Repasando todos los discos de su extensa y galardonada carrera, la noche comenzó a volverse cada vez más rockera. Luego del problema de conexión que se originó, que hizo que la transmisión se cortara unos minutos, uno de los ya himnos del disco Barro y Fauna, «Abrepuertas», dio comienzo a lo que serían un poco más de una hora y media de puros clásicos y los todavía
estrenos de su reciente Seremos Primavera, disco que los llevó a ser ganadores de varias estatuillas en los Premios Gardel.

Sin salirnos de los clásicos, sonó “El Balcón” y “U.O.R”, un pedido de los fanáticos a través del chat. Como en los viejos tiempos, la gente se puso de acuerdo para elegir una canción y que la banda la interpretara en vivo. Algo así, como un show a la carta. «Sorojchi» del nuevo disco fue uno de los
momentos más lindos. Poder escuchar la interpretación de las nuevas canciones es un bálsamo para quienes estaban presentes.

«Para que sigamos siendo», «Foco», «El genio de la nada» y «Justo al partir» fueron algunas de las canciones que, para ya la mitad del show, terminaron de demostrar que la magia que no se puede ver hoy en el escenario, sigue intacta. Eruca Sativa suena cada día mejor, y lo demostró a pesar de las
complicaciones que puede traer las nuevas formas de llevar música a la gente. Acostumbrarse a lo nuevo a veces cuesta, pero el power trío cordobés pudo sobrepasar con creces la primera prueba de la virtualidad y demostrar que a pesar de todo lo que hoy en día nos afecta el cariño, el amor y el compromiso por su obra y por su música, no cambian ni claudican.

«Carapazón», track del último disco empezaba a cerrar la lista. «Agujas», «Japón» (votada por la gente) y «¿Queloquepasa?» le dieron a la ya noche ese tinte de nostalgia que todos necesitábamos para volver a sentir el calor de cada uno de los shows que pasamos de Eruca. Creo, su corte promocional del último disco fue uno de los momentos más emocionantes de la noche. Uno de los temas más bellos de su carrera, y con una letra muy sentida y profunda, que nos sacó una lágrima a todos los presentes desde casa.

El cierre fue a todo trapo con «Fuera o más allá», dejándonos a todos con ganas de muchísimo más. Con ganas de que todo pase y volvamos a gritar, saltar y cantar con toda la gente y no solamente por chat. Deseando que pronto se pueda volver a los escenarios y que el adiós no se alargue.
Lula, Brenda y Gabi nos regalaron una noche mágica a pesar de las intermitencias de la transmisión, de los problemas que pueden ocasionar para todos la nueva normalidad de los recitales que tanto amamos. Volvieron a dejar todo en “el escenario” y nos prepararon para que pronto, esperemos, se pueda volver a rockear como corresponde.

Guido Leonel
Últimas entradas de Guido Leonel (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *