La definición dice: «Un sampler es un instrumento musical electrónico similar en algunos aspectos a un sintetizador pero que, en lugar de generar sonidos, utiliza grabaciones (o samples) de sonidos que son cargadas o grabadas en el mismo por el usuario para ser reproducidas mediante un teclado, un secuenciador u otro dispositivo».

Esta es una de las herramientas principales de la obra de Basket, el proyecto llevado adelante por Federico Milstein, quien acaba de editar «Gwen», su último single y el cuarto en este 2020. Los sonidos consumidos por Federico a lo largo de los años hacen mella en sus composiciones, este single remite al rap de los «90», acaso el más contestatario que hayamos tenido.

Milstein nos da su opinión sobre el sampleo y el potencial que ve en su uso: “Yo sampleo lo que escucho y no me gusta esconderlo. Es una bandera que levanto y me banco, porque durante mucho tiempo el sampler fue mala palabra, algo mal visto”. Un concepto interesante porque la idea de copia no aparece en ningún lado, si todo refiere a una transformación del sonido. A continuación te compartimos el nuevo lanzamiento.

Redacción NSH
Últimas entradas de Redacción NSH (ver todo)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *