Conociendo Rusia en Streaming: Tu mirada me lo explica

Los primeros conciertos en streaming significan mucho más que un rato de música en vivo a través de un dispositivo electrónico, son un momento sanador y de liberación para artistas y público. La tristeza es infinita en esta industria, se perdió el contacto más lindo que tiene el artista, el show en vivo. Conociendo Rusia apostó fuerte y salió con tropiezos, porque esta pandemia es tan retorcida que hizo que tuvieran que condensar dos fechas en una.

Domingo a la noche nos preparamos en casa para vivir un show, con un chat de la plataforma que recreaba los comentarios que solemos vivir en la espera de un concierto. Diez minutos después de las 21hs, Mateo saludaba y arrancaba con «Cabildo y Juramento», primera canción del segundo disco de la banda.

Sin Nico Btesh y Feli Colina, quienes en un gesto de grandeza resignaron su lugar para que la banda pueda tocar bajo las estrictas medidas protocolares, Conociendo Rusia se despachó con un set list repleto de grandes canciones, que hacen referencia a uno de los mejores compositores de canciones de la nueva generación.

Salort en la batería le deba un valor agregado a las canciones, mientras Fran Azorai apoyaba la banda desde teclados y coros, tarea dura si las hay. La banda estaba afinada, con pocos ensayos encima pero la emotividad derriba cualquier pared porque de esto iba el concierto.

«La luna», dedicada a su hermana, y «Luces de Neón», haciendo referencia al decorado que acompañaba la presentación del streaming, nos hacían transitar la mitad del show. Entre canción y canción, el Ruso pedía que le cuenten que pasaba en nuestras casas, quién andaba por ahí y lo que decían las redes era que éramos mucho viviendo un cierre hermoso de fin de semana.

«Bruja de barracas», una de las piezas más lindas de la banda, nos hacía entrar en el último tramo junto con la promesa de Mateo de que nos íbamos a ver pronto de la forma que sea. «Hoy podemos de esta manera, pero de la forma que sea vamos a tocar», una sentencia que podría servir de slogan para cualquier banda en este momento.

Pasaron los agradecimientos a todos los que trabajaron en esta idea loca y hermosa de los shows geolocalizados. «Quiero que me llames» y «Loco en el desierto» fueron los últimos de un concierto que tuvo muchísima carga emotiva a través de una pantalla.

Conociendo Rusia es una de las joyitas de esta nueva camada, dos discos de altísimo nivel y un frontman que transmite muchísimo a través de su postura y sus letras. Habrá que seguir la evolución del proyecto, el Rex era una buena medida, la cual después de lo de anoche podemos afirmar que una noche seguramente quedará corta.

Set list:
1-Cabildo y Juramento.
2-Cicatriz.
3-La puerta.
4-Otra oportunidad.
5-30 años.
6-La luna.
7-Luces de neón.
8-En todos los lugares.
9-La mexicana.
10-Montaña infinita.
11-Bruja de barracas.
12-Cosas para decirte.
13-Quiero que me llames.
14-Loco en el desierto.

Federico Bravo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *