El mes de la cuarentena tendrá muchas particularidades, pero uno de los TT será Fito Páez y su nueva Conquista.

Muchos mitos rodean el rock nacional y al mundo de la música en particular, acaso uno de los que tiene mayor porcentaje de efectividad es aquel que dice que un artista tiene su mejor etapa creativa entre los 30 y los 40. Esto le permite exprimir su década mágica para todo lo que sigue, saque o no nuevas canciones.

Es menester decir que las últimas placas de Fito no habían sido de lo mejor de su carrera, sin embargo con los conciertos que brindaba compensaba esas malas críticas y así la balanza quedaba equilibrada siempre tendiendo al lado del haber que del debe.

“La Ciudad Liberada” es un disco extenso que a veces se torna repetitivo, y que a veces hace perder detalles destacables de canciones que quedarán arrumbadas y nunca formarán parte de un set list, excepto cuando hayan sido presentadas.

Tres años después, y con una impecable campaña de prensa, Páez edita “La Conquista del Espacio” el día de su cumpleaños número 57. Y dándonos la derecha a lo que decíamos en el párrafo anterior, el nuevo material cuenta con nueve composiciones que tienen invitados tales como: Juanes, Lali, María Campos, Ca7riel, Franco Saglietti, Mateo Sujatovich, Hernán “Mala Fama” Coronel y Nacho Godoy.

El disco había generado una expectativa altísima en toda la escena, una vez que empezó a rodar concluimos que todos los prejuicios y preconceptos vertidos en el primer párrafo habría que dejarlos de lado en esta oportunidad. Obviamente que es prematuro pararse y poner esta placa en el podio de la obra del rosarino, pero un parámetro que hay que tener en cuenta es cuantas de estas composiciones quedarán en ese set list que va corriendo año tras año. Si se cumple la lógica, tendrían que ser varias.

Repasar una por una es tedioso, pero vale la pena atender a “La canción de las bestias” y “Gente en la calle”, entre otras. Es un Fito auténtico, con ese sonido pulido que remite a Circo Beat y El Amor después del Amor. Da poco espacio a la experiencia y juega de local con todo el contexto a favor. Ese Páez sigue sorprendiendo, siempre tiene un chiche nuevo que nos roba un aplauso y que nos hace parar de la butaca, remitiendo a conceptos futboleros.

Aún sin poder cicatrizar las heridas de aquella frase que salió en la contratapa de Pagina 12 el julio de 2011 (ya pasaron 9 años), hubo mucha polémica sobre el concierto que brindó desde su casa el último viernes. Los debates rondaban en torno al cachet que el músico había percibido por realizarlo y desde donde habían salido esos fondos. Tanta polvareda se levantó que tuvo que salir su management a aclarar la situación.

View this post on Instagram

#PaezEnCasa La Canción De Las Bestias

A post shared by Fito Paez (@fitopaezmusica) on

Las polémicas hay que dejarlas atrás, es difícil que un artista nos cierre al 100%, solo su obra puede hacerlo. Por eso desde este espacio marcamos que es importante cuidar a los grandes compositores de la música nacional, los que siguen trabajando en lo nuevo y que toman riesgos jugándose su obra ante cada lanzamiento. El rosarino es una máquina creativa, si les cabe alguna duda vayan y repasen sus dos películas (“Vidas privadas” de 2001 y “¿De quién es el portaligas?” de 2007).

La conquista del espacio se llevó a cabo el último 13 de marzo y tiene un capitán a bordo de la nave que sabe hacerse cargo de los momentos límites y transforma todo lo que toca en algo lindo y popular. Salud Páez, siga conquistando planetas.

Federico Bravo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *