SensaFilo: «Por suerte pusimos por delante el amor a la música y a Sensa»

Las transiciones son duras para los proyectos, algunos quedan en el camino, otros se regrupan y se fortalecen como fue el caso de SensaFilo. Con un disco que costó muchísimo en todo aspecto, salen a la cancha nuevamente renovados y con mucha más experiencia para defender una placa bisagra. De todo esto charlamos con Tito Mengelatte.

Pasó mucho tiempo entre disco y disco. ¿Cómo fueron esos años de transición de Sensafilo?

Si, fueron años muy intensos y duros en cuanto a la vida interna de la banda. Vaivenes que, si bien hicieron que pasen cinco años entre el segundo y tercer disco, nos ha ayudado mucho a crecer y consolidar la banda tal como suena hoy. Por suerte pusimos por delante el amor a la música y a Sensa, para llegar a sacar un disco hoy, con lo difícil que es, en todo sentido.

«Rara mezcla» es un disco poco convencional como su nombre lo dice. ¿Cómo fue el proceso de producción y la elección de los invitados?

El proceso de buscar quien lo produzca fue bastante directo, ya que en la misma sala que nosotros ensayamos, Pablo Wehbe se encontraba produciendo otra banda. Ya nos conocíamos por haber tocado con Aztecas Tupro en dos ocasiones, Niceto y Santana. Creímos que por los géneros musicales que nosotros tocamos y por la onda personal, la cosa podía llegar a marchar. Luego fue mucho laburo en la sala a conciencia, puliendo los temas de la mano del productor.

Desde la primera vez que cruzamos a Pablo hasta la terminación del disco, pasó menos de un año, nueve meses para ser exactos, como un parto a término. Pero ahí surgió la idea de meter invitados en el disco e hicimos una lista con quienes sentimos que iban con la onda de los temas, con la onda de la banda y, por sobre todas las cosas, gente conocida en algunos casos y amiga en otros, que sabíamos que se iban a copar en ayudarnos. Más allá del lazo afectivo, porque son personas que bancan y ayudan a las bandas emergentes desinteresadamente. Nosotros estamos eternamente agradecidos con cada uno de ellos.

Trabajaron con Pablo Wehbe en la producción del disco. ¿Cuáles fueron los aspectos en los que más aportó?

El aspecto más fundamental fue que en todo momento, las decisiones se tomaron en conjunto con él. Aportaba como si fuera uno más y cuando la cosa no fluía, supo dónde ponernos un límite y sugerirnos soluciones. El costado humano, sentirlo amigo, hermano, como si lo conociéramos de toda la vida. Es un placer laburar con él y sobre todo forjamos un gran lazo que hace que nuestro vínculo trascienda esta obra, para seguir produciendo lo que venga de Sensa. Y en lo estrictamente musical, no es una persona que venga con el librito abajo del brazo. El punto de partida siempre es la canción; y de ahí, como pulirla y mejorarla, sin romperle la esencia. 

¿Cómo viene la agenda de shows para este 2020?

Por ahora estamos enfocados en la presentación de Rara Mezcla, metiéndole mucho al show y a su producción, en Lucille, el viernes 8 de mayo.

A nuestros entrevistados les pedimos recomendaciones musicales. ¿Qué suena en la playlist de «Sensafilo»?

Si armáramos una playlist ahora mismo, sería todo muy diverso. Hablando por mí, suenan bandas como: Ska-p, The mighty mighty bosstones, The mad caddies, The interrupters y Streetlight manifesto. Luego, siempre un lugar reservado para el punk: Ramones de afuera, Cadena perpetua de acá, solo para nombrar dos de una infinidad de bandas del género. Por último y lo más importante: que suenen las bandas amigas como LKM, Pablo Wehbe, Juan Rosasco en Banda, Atropello Carregal, Killato o Por Esa Eskina, entre tantas.

Federico Bravo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *