Sobredosis de Soda en Roxy Live: La verdadera celebración a Soda, la de su gente

En el medio del revuelo que causó el anuncio del recital del Gracias Totales,en el cual posiblemente no estén todos los invitados en el escenario, sino proyectados, el homenaje que dio este cuarteto nos golpeó justo en donde quería la gente, en el corazón.

Casi tres horas de canciones de todas las épocas de Soda y Gustavo Cerati en versión solista. En palabras de Mariano Albergoli, el frontman y voz de la banda, en la cual no solo imita el look sino que también la voz y hasta la histórica PRS Multi-foil de Gustavo Cerati, la noche seria de muchos hits, lados B, y “algo que no muchas bandas de covers se animan, a hacer versiones propias”.

Tal es la energía enfrascada en el lugar donde van a tocar los Sobredosis que hasta parece una burbuja en el tiempo. Gente con remeras de Soda (hasta las que parecen medio rotas), personas de todas las generaciones y hasta los cantos eufóricos a la banda, tal vez en expectativa por el pronto concierto.

La metamorfosis del publico es algo a destacar, siempre se encuentran personas nuevas en esto de seguir a esta (y a muchas mas) banda homenaje a Soda Stereo, se nota la emoción de quienes esperan al menos sentir la atmósfera de lo que producía Cerati, Zeta y Charly en vivo.

Ni bien comienzan los primeros acordes de “En el séptimo día” se los nota un poco tímidos al empezar a moverse y cantar cada estrofa de la letra. Ya en el segundo tema con “El rito”, el público empieza a agitar, saltar y aplaudir. Y ahí es cuando ya no se nota la diferencia, la magia sucede y las canciones toman protagonismo por la ejecución notable de la banda, la cual nos revive sensaciones que parecían quedadas en lo mas profundo de la memoria.

Hombre al agua”, “Zoom” y “Cosas imposibles” fueron las elecciones de la banda para reversionar. Para los mas viejos y memoriosos seguidores de la primera hora de Soda hicieron un set de “Telekinesis – Ni un segundo – El tiempo es dinero – Mi novia tiene bíceps”. Para los exigentes, versiones muy solidas de “1990”, “En el borde”,  “En camino”, y “Planta”.

Mediando el recital, invitaron al escenario a Emmanuel Cauvet, quien grabo las baterías del disco “Ahí vamos”, y ejecutaron para emoción del publico “Adiós” y “La excepción”.

Sin lugar a dudas es una experiencia que todos aquellos fanáticos y curiosos pueden disfrutar mucho y entender lo eterno de la música de Soda Stereo gracias a Sobredosis de Soda.

Nicolás Petrone

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *