La Delio Valdez en Teatro Opera La Plata: Cumbión en La Plata

El fin de semana pasado (29 y 30 de noviembre), la ciudad de La Plata se llenó de cumbia y alegría con la doble presentación de La Orquesta Delio Valdez en El Teatro Opera.

Con 15 músicos sobre el escenario y un sinfín de canciones La Delio agotó las entradas en ambos días y su público pudo disfrutar de un show lleno de música con pasajes coreográficos armoniosamente sincronizados y un sonido tropical pocas veces escuchado.

Pasada la media noche LDV arrancó con una “intro instrumental” para luego darle paso a “Negra, Ron y Velas”. Sin descanso, para no bajar el ritmo, sonó “El Niño”, tema en el cual se sumaron bailarines dándole más color al escenario. Pegadito se escuchó “La Cancioncita”, acaso el tema con más rotación de los últimos tiempos.

Es que así son los shows de esta orquesta tropical, tema tras tema y sin parar; lo que hace que la gente siga bailando y cantando de corrido toda la noche. Llegó el momento de la aparición de Black Rodríguez Méndez, quien cantó “Cumbia sobre el Mar”, un clásico que hizo subir aún más el volumen de la sala.

“Corazón Cumbiambero” y “Danza del UCO” se sumaron a la lista que, a esta altura, tenía hipnotizada a la gente. Es que La Delio es eso, es una suma de acontecimientos musicales sobre el escenario que van variando constantemente, desde solos de vientos y de percusión hasta adulaciones escénicas grupales entre sus músicos como si se homenajearan entre ellos; a esto hay que agregarle las coreografías que van sucediendo una tras otra, tema a tema.

De la mano de Manu llegó “De Noche al Amanecer” para darle paso a “Danza Negra”, que contó con la presencia de Ivonne Guzmán y todo su encanto mezclando sensualidad y alegría con su baile.

La comunión que hay entre los artistas y su público es admirable. El coro que se escucha desde el público no para nunca, se saben todas las letras de las canciones y no paran de bailar al ritmo de la cumbia que regala La Delio Valdez.

“Oye tu Lamento” fue la ante sala para un solo del “Pollo” a toda percusión dando una clase abierta y magistral donde dejó a todos impresionados. Luego sonaron “El Millo se modernizó”, “Lamento Náufrago”, “Santa Leona”, “Por Dios que No” y “Anacumbia”.

Volvió a escucharse la voz de Ivonne con su “Inocente”, donde quedó más que claro que es uno de los temas que más gusta en la gente. Siguió la voz colombiana con “Amnesia Total”. Vale destacar que en todo momento se nota la alegría de todos y cada uno de los músicos durante todo el show, algo que es sumamente contagioso y se vislumbra que disfrutan muchísimo de lo que hacen.


“La Resbalona” fue la antecesora de “Joyita Norteña”, ya con la vuelta de Black al escenario en una especie de ritual musical donde el ritmo tropical se hace sentir aún más fuerte. Los solos de Agustina y Pablo en saxofones, sumado al clarinete de Pablo le dan ese toque agudo y especial que resalta la performance de la banda.

Para el final eligieron “Navidad Negra” y “Borracho y Amanecido”, dándole, nuevamente, participación al público e interactuando con ellos lo que eleva aún más el cariño que les llega desde abajo del escenario.

El ritmo que impone LDV, sin parar ni un minuto, hace que uno sienta que el show es corto, se disfruta de principio a fin, se baila y se canta constantemente como si fuera una gran fiesta, perdón, como si fuera no, es una gran fiesta que aconsejo no se la pierdan.

Pablo Charro Santana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *